La linea que separa a un valiente de un cobarde está trazada con cinismo.

noviembre 15, 2006

Mñsbs días...

Alternando con las comedias musicales, el camote (sin albur), RBD, las filas (cualquiera), José Feliciano y las salsas que no pican, despertarme ocupa un lugar fundamental entre las cosas que más abomino.

Durante el tiempo que llevo de vida, cada despertar ha sido un tormento. Cuando era niño, recuerdo la tortura que le significaba a los adultos a cargo el hacerme despertar, meterme a bañar, soportar mi cara de perro y mis quejidos que se alargaban durante lo que sentía como horas. Despertar y volverse a montar en el caballito de la operatividad en vigilia, olvidarse del sueño, descubrir y decepcionarse de que en realidad todo aquello que se había vivido durante las últimas horas no era más que una ilusión de la química cerebral y el inconsciente. Placer culposo que prefiere el ensueño a la vigilia.

Nunca he podido dormirme temprano, tampoco. Soy lo que en el vocabulario cliché se denomina noctámbulo, ser de noche, trasnochado (quizás de ahí me viene lo izquierdoso -so what-). Me gusta dormir hasta que sencillamente no puedo hacerlo. Es uno de mis mayores placeres: dormir. Soñar si se puede, pero dormir, callar esa porción de la mente que se dedica a la angustia, la logística de la vida, el desmenuce implacable y el juicio permanente. Carajo, durmiendo se entiende la gente.

Pero mi más reciente descubrimiento tiene que ver con el porqué de mi sufrimiento al despertar. Supongamos que despierto con cierto nivel aceptable de energía, abro los ojos, incluso me siento bien. Debajo de los edredones y sábanas y cobijas que mantienen una temperatura deliciosa y una suavidad perfecta para la posición horizontal, abro los ojos y me dispongo a ser productivo o funcional. Y entonces me ataca por un instante la angustia de salir y hacer algo con mi día, o ponerme a trabajar, o lo que sea. Es justo en el momento en el que me desentierro de colchas y sarapes, cuando mi temperatura corporal sufre una drástica caída y comienzo a sentirme mal. Me destemplo y me ataca el sueño de nuevo. Y ese ese frío, infernal porque ni frío es, el que muchas veces me ata otro rato a la cama. Es como nacer todos los pinches días.

Lo he intentado todo: bañarme casi inmediatamente para que el agua hirviendo haga las veces de cobijas, mientras el olor del shampoo te despierta o al menos te arranca de los brazos de la güeva. Pero resulta ser lo mismo, porque, al salir del vapor, nuevamente el frío, the chill, el pinche escalofrío de tener que aproximarse a la rutina, me vuelve a jalar hacia el sueño. Y no hay como dormir saliendo de bañarse.

Recuerdo, por ejemplo, cuando era adolescente. Aun peor era la tortura de despertarme y llegar a clase de 7 u 8, siempre tarde. Tocaban a mi puerta, ya para entonces cerrada desde dentro, hasta hacerla casi caer todas las mañanas. Y si tenía el mal tino de dejarla abierta, la técnica era atroz: una vez que medio abría el ojo, ya fuera mi madre o alguna de las arpías bajo contrato me arrancaban las cobijas de encima y se las llevaban lejos. Esa sensación de impotencia y congelación y encabronamiento inevitable me acababa por tundir a patadas y -a huevo- me despertaba y comenzaba mi operatividad nuevamente. ¡Nefastas, ojetes, malditas! Se llevaban mis cobijas y me dejaban tiritando con ganas de soñar otro ratito.

Así que, pinche círculo vicioso, la realidad es que detesto despertarme a la realidad (sic). Y sólo cuando algún anzuelo está por ahí, oscilando con su carnada, es cuando me levanto como un resorte y salgo a la calle, y no me importa el intervalo entre la cama y las ganas. Y aunque sea un espejismo, y aunque luego el anzuelo desaparezca, me siento menos mal de haber dejado mis pendientes oníricos bajo la almohada. Me lanzo como si no fuera una trampa. Como si al morder tal anzuelo no fuera a morir otro poquito. Y es que sólo ese motor, sólo ese espejismo constante con envoltorio de mujer, me permite preferir la vigilia y echarme la vida sobre la espalda.

Cada quien sus motivos.


Salud.

13 comentarios:

Benito Bodoque dijo...

Más aún si despiertas como suelen despertar los caballeros: con una tremenda erección ;-)

La pinky dijo...

Mmmm… ¿Porque hablara en tercera persona el Sr.Bodoque?... Será acaso que:
¿Esta proyectando-compartiendo un delicioso y recurrente sueño? ¿Estará soñando despierto?
¿En realidad Benito es niña?...
Ahh, dormir es lo mas orgásmico que existe en la vidaa. Oooh si.
Siempre es lindo soñar. Soñar y soñar…
Y de pronto experimentar las historias, las preferencias y el cuerpo que crees que eres de manera impersonal y descansar del propio.

Durmiendo también se logra…

Saludillos Morelenses. (Sin besito. Pa’ que no se diga que la pinky anda sobres. ¡Jm!)

marichuy dijo...

"Ahh, dormir es lo mas orgásmico que existe en la vidaa. Oooh si."

Para mi dormir es lo segundo más orgásmico que existe, lo pimero es lo mero principal y lo tercero sería comer. En cambio, mi mejor amiga dice que las únicas dos cosas que valen la pena en esta vida son:

1. Coger
2. Comer
en ese orden

Anónimo dijo...

Otra vez con sus pseudocuestionamientos existenciales.

Mejor dense un pinche tiro en la cabeza, dejen de chingar.

La pinky dijo...

“Para mi dormir es lo segundo más orgásmico que existe, lo pimero es lo mero principal y lo tercero sería comer. En cambio, mi mejor amiga dice que…”

Cada quien es responsable de sus orgasmos.
Solo por comentar: Dudo mucho que algún día lo pimero deje de ser pincipal

Saludos

Anónimo dijo...

Benito Bodoque habla de los caballeros en tercera persona porque es gato! jajajaja y los gatos no se levantan con erecciones! jajajajajajajajaja

Tuna Lara dijo...

con que Lacan eh...?

Dormir es extraño, es como morir un poco; .... es... no es como un orgasmo, claro que no, ni siquiera es como comer; en el sueño te pierdes más, dejas de ser tú mismo, te vas del mundo por varias horas...

Por otro lado, y si me permite el atrevimiento, diré que en su texto dormir es... como regresar al útero materno, una metáfora por supuesto con la cama, le imagino durmiendo en posisión fetal...

Una mujer...!? sí, con una es suficiente para regresar a la vida, o a la muerte.

Por otro lado, chale... al tal anonimo: Cada quien su blog!!!

Saludos!!!

Anónimo dijo...

pinky: sí, Benito Bodoque es niña, y puedes visitar su página.

Benito Bodoque dijo...

THE ARCADE FIRE

"Rebellion (Lies)"

Sleeping is giving in, no matter what the time is.
Sleeping is giving
in, so lift those heavy eyelids.
People say that you'll die faster than without water.
But we know it's
just a lie, scare your son and scare your daughter.
People say that your dreams are the only things that save ya.
Come on baby in our dreams, we can live our misbehaviour.
Everytime you close your eyes lies, lies! (8 veces)
People try and hide the night underneath the covers.
People try and hide the light underneath the covers.
Come on hide your lovers underneath the covers.
Come on hide your lovers underneath the covers.
Hidin' from your brothers underneath the covers, come on hide your lovers underneath the covers.
People say that you'll die faster than without water, but we know it's
just a lie, scare your son, scare your daughter.
Scare your son, scare your daughter (2 veces)
Now here's the sun, it's alright! Now here's the moon, it's alright!
Now here's the sun, it's alright! Now here's the moon, it's alright!
But everytime you close your eyes, lies! (5 veces)

Esta es LA canción.

Besos y saludos a las contendientes por el amor del Chamirú...

Xamiru dijo...

Benito Bodoque es definitivamente gato y definitivamente niña. Muy linda, por cierto. Con todo lo que me caga el apelativo "linda" debo admitir que no le queda otro :P

La pinky, pinky dijo...

Bueno, La niña Benito entonces. (Merci beaucoup…)

(No, no soy contendiente. Pero igual recibo sus saludos)
La letra de la rolita, pues mmmm esta muy de golpearse el pecho ¿no?
Lo que no me late (insistentemente) es tratar de buscar respuestas, efectos secundarios o razonamientos lógicos, en fin, a causantes de placerrr...
Una persona intensa y segura de su (alto) nivel y capacidad sexual, cree, disfruta y vive su sexualidad. Anteponiendo el placer del orgasmo por sobre toda posible razón científica… No me digan que mientras duermen están analizando que el cerebro esta trabajando en fijar los conocimientos adquiridos durante el día en lugar de dormir? O que blablabla mientras el Orgasmo.

El orgasmo no debería tener explicación “Científica”.
Seria no mas, que explicación practica. La anatomía se extingue con la simple percepción. Vamos, siento escalofríos al momento de estarlo describiendo.
El orgasmo es placer prolongado en el tiempo, y anhelo de renovación. Vive eterno en el espacio individual imaginario. Aja, pero debería ser intocable de análisis posible… Ah! Y el dormir también. Ja!

El orgasmo es, quizá, de toda la experiencia sexual, la única que es intransferible e "inenseñable” seria absurdo -incluso- generalizar intensidades. Los padres siempre ocultan algo, a huevo. Y si hay algo que ocultar en la educación sexual, eso es el orgasmo. Es algo además de ocultado, misteriositillo. ¿Prohibido? siii, pendejamente. Para algunos padres sigue siéndolo. Pero es tan particularmente placentero –para mi- como el dormir.


I leave to sleeping ... better

Chau

Benito Bodoque dijo...

Zaz, entiendo lo clavel del análisis arriba expuesto en torno al orgasmo (porque se escribe sin comillas y en eso coincidimos) pero no le encuentro la relación con el texto del buen Chamirú.
Sé que transcribí una letra que habla se esconder a los amantes debajo de las cobijas y dejarse llevar en sueños, pero al mismo tiempo el sueño es mentira, porque lo que realmente quieres hacer lo tendrás que hacer en vigilia. Vale más aprovechar que ya estamos de pie no compadre?

La cosa es que tendríamos todos que darle una repasada a la obra del maestro Calderón De la Barca "La vida es sueño" para seguir tocando ese tema de qué es verdad y qué es mentira, cuál de los dos estados es propiamente de vigilia, y porqué no pensar que podemos volar y tener los huevos de llegar en cueros a la chamba (situaciones ambas por demás irreales en el sentido de "de pelos" o "schwing").

Ese era el tema que más bien deseaba abordar, porque a mí me queda claro que la mayor lucidez y cordura que puedo soportar, vivir, experimentar deriva indefectiblemente del uso de psicotrópicos naturales, con lo que para unos estaría "alterando el estado de mi conciencia" (curioso porque son únicos momentos en que creo o intuyo tenerla, no será que más bien el tiempo que ando sobria, mi conciencia está alterada y saturada??? u know what I mean dear V)

Los sueños qué? No mames, cuando logras recordarlos -y para tal efecto yo llevo un diario- son una delicia... lift those heavy eyelids.

La pinky dijo...

Ok... es que, entonces me late
-y también se me antojo encabronadamente- que para seguir compartiendo opiniones que se deriven del texto original en cuestión, con las opiniones expuestas en todos los “sentidos”, significados, preferencias, y respetables estilos posibles (incluyendo lo que de ciertos autores nos eclipsa, seduce, fundamenta y finalmente resulta en convicciones) tendría que darse ese estado general de conciencia y satisfacción, que logre aromatizar la expresión y comprensión individual -situación que evidente y difícilmente se logra en la forma que pretendemos al transcribir-. Y seria por demás delicioso. Ja! Pero esta un poquitito complicado. (So pena de cagarnos a primera impresión).
Así que pos, adaptémonos…
Me parece que la relación entre lo que describe nuestro anfitrión
-que amablemente hoy nos recibe en su recamara- y las opiniones habidas y por haber… existe. Para cada uno y en distinta forma; pero existe.
Yo relacione el dormir con el orgasmo. -Y cierto, me clave riquis en ese rollo- A grado tal, ¿que me desvié de lo que común y lógicamente precede? ¿por ejemplo los sueños?... Ese tema a estas alturas me pareceria indescriptible; y y no precisamente porque me encuentre en una recamara ajena. Si no por lo que representa para mi, ya que ninguna otra persona puede tener mis antecedentes, expectativas, emociones, o experiencias. Y no, porque cada sueño me conecta con mis propios sueños; pero también con mi propia REALIDAD… Por lo que creo que:
La verdadera y única realidad, se alcanza alimentándola de fantasías. Nada es lo suficientemente irreal mientras permanezca vivo en la fuerza de la posibilidad y la perseverancia de la inconciencia.
Ya tendre -espero- mi propio Blog a juicio...
Bueh… mientras taanto blablabla, espero que los parpados suyos de el, sean los que se levanten para regalarnos mucha mas tela pa’ cortar; y conocer lo que resulta de su siempre interesante nivel emocional
Saludos y un chingo de besos.