La linea que separa a un valiente de un cobarde está trazada con cinismo.

noviembre 23, 2006

Connato de agradecimiento

Para F. y su invencible dulzura.


Aunque casi nunca lees este blog, voy a agradecerte en este lugar, otra vez, y a decirte lo increíblemente importante que eres para mí. Por si te lo encuentras. Por si me petateo y tienes que hacer válidos mis últimos deseos y voluntades, como ya te lo he pedido y a lo que sin miramientos has accedido encantadoramente. O por si te hace falta saber cuánto te quiero o cuánto me importas, o cuánto sin pedírtelo me salvas de mí mismo y de mis trepidantes descensos, espirales de tristeza, retornos a la oscuridad.

***

Hay gente que llega para permanecer. Hay gente con la que te tropiezas y se queda como piedra en un zapato. Hay gente que estalla como una supernova frente a tus ojos y te encandila con la potencia de una patada en los cojones (o similares) para luego desvanecerse tan pronto como la hinchazón. Hay otra gente que siempre pasa desapercibida, como una planta, una maceta en el rincón que nunca miras. Pero tú, curiosamente, no has pasado por ninguna de las etiquetas que arbitrariamente utilizo para desmenuzar lo que me rodea. Estás desde que estás y te quedarás ahí, mitificada y como un tótem de tranquilidad, una algarabía guardada en su cajita, y siempre dispuesta a salir y hacerme sentir mejor y ponerte a malbailar conmigo, y tomarte esos cinco vodkas con toda la tranquilidad que permite saber que cuando estamos juntos no hay peligro pues no hay expectativa. Somos amigos. Somos realmente amigos, hermanados por una fortaleza que no conozco en ninguna otra esquina de mis relaciones y de mi vida.

***

Y aunque por lo general mi ambigüedad casi siempre se viste con túnica categórica y afirma que entre seres como tú y yo no existe la posibilidad de una amistad así, tan tersa y llana y frontal y desnuda, la realidad es que esta amistad de ahora está tan desprovista de erotismo y de peligro y de falacias amorosas y de expectativas absurdas, que no puedo sino quitarme el sombrero y la capa, deponer las armas y hacerte una larga reverencia. Porque cuando toda aquella overtura y todo el primer movimiento (allegro ma non tropo) terminó, y entramos en ese largo intermezzo, y luego en ese entristecedor adagio, yo sencillamente no creí que pudiéramos tejer un vínculo tan bueno, tan nuevo, tan chingón y enriquecedor y generoso. Y te agradezco, otra vez.

***

Me despojas de la amargura, me afinas y me entonas. Me haces cantar la sopa, sin miramientos. Me encuentras los ojos cuando te los escondo. Me sabes abrazar sin ponerme nostálgico, me sabes pedir cuando tú misma te encuentras a rastras. Me respondes con dureza si me capturas en un momento de autoengaño, me aconsejas con una sabiduría tan simple. Eres simple donde soy complejo. Y compleja donde yo soy simple. Y aun así, no eres mía. No eres para mí. Y tampoco me importa, ya. Ese concierto de humo, adrenalina y falsedad, esa lucha egóica que la gente suele llamar "amor" no es lo que ocurre en este edificio. Ocurre algo cierto y permanente. Ocurre lo mejor de la vida. La pequeña verdad que sólo entre dos se comparte, sin que medien los deseos o las exigencias.

***

Amiga, hermana. Esto es para ti. No te extraño ahora, no te extraño siempre. Pero si existe una eternidad que no ocurra instante por instante, puedo decir que te extrañaré mientras ese curioso infinito absolutista se termine. Y volvamos a encontrarnos. O reposemos tranquilamente en la nada.


Categóricamente, salud.

7 comentarios:

. noisevere dijo...

Ahhhh que bonito, ojalá tuviera algún amigo que se expresara así de mí :) me da muchísimo gusto que haya gente chida a tu alrededor que sepa soplar el polvo que dejas se acumule sobre tus ojos.

Te mando muchos abrazos!!
Ahhh sí quiero waking life ehhh, guardala con la otra jejeje.

La Pinky dijo...

¡¡Que hermoso sentimiento!! Cuídenlo mucho.
Me encanto.

"Nuestros amigos son los hermanos que nosotros escogemos y nuestros hermanos son los amigos que Dios escoge para nosotros"...

Felicitaciones.

En el fotograma dijo...

La gratitud, es una demostración que a muchas veces se soslaya o se da apagadamente, distraídamente, como si no importara.
F escuchará tus palabras que son más que articulaciones de sílabas: más que algo que se lleva el viento,
mucho más que una promesa.

Bienaventurados los amigos que se encuentran...

Silencio V_2.0 Release 3 dijo...

Ouch y que pomada usaste para el pequeño inchamiento llamado Silencio.


jajaja

Natalia Cortés dijo...

Ay! ojala mis amigos pensaran asi sobre mi, por ahora el amorcito mas sincero lo tengo con mi perro.

Xamiru dijo...

Toda la razón tienes, Natalia Cortés.

Anónimo dijo...

Me gusta mucho como escribres.
valoro mucho al amistad,creo que nos llevaríamos bien.


"No irrumpas en el silencio si no es para mejorarlo"