La linea que separa a un valiente de un cobarde está trazada con cinismo.

diciembre 04, 2006

Angels with dirty faces

Para D.



Porque todos nos ensuciamos con el lodo de las cosas, de la vida, de ser farsantes cuando es necesario y cuando no lo es. Porque no se puede ir sin la máscara por ahí, y menos cuando ya te han encontrado sólo, en algún callejón, y a cien manos te han querido arrancar lo poco que te quedaba de cierto.

***

Porque todos ensuciamos el agua con la que nos quitamos el lodo de la cara. Porque todos tememos algo, y nadie quiere morirse sobre el tintero. Algunos ya tienen la hoja, las plumas, los dibujos en la mente. Otros nos recostamos sobre los ojos de otros. Otros siempre. Nunca nosotros. Nunca uno.

***

Porque cuando se mira y se escucha algo refulgente, algo que centellea, algo que emite una melodía que conocemos sin haber oído jamás, el tintero tiembla, el codo le roza todo el tiempo, y eventualmente, antes que someterse a la noción de realidad: el dibujo no habrá de salvarnos, tampoco las palabras, tampoco la melodía, la resplandescencia, la maravilla. Pero es mejor transitar de la mano de ese terror, que lanzarle el tintero encima y pretender que nunca existió, o que todo era mentira, o que no se es meritorio de un transito dulce y sin trampitas, al lado de un igual.

***

Conociste al ángel, y siempre supiste que lo era. Preferiste mirar la tierra en su cara, en un acto de retaliación frente a tanto de su silencio. El ángel sólo guardaba silencio porque estaba a punto de marcharse, porque no quería creer en lo que finalmente no debía. El ángel se guardó para no pensar. La retaliación no es más que un boicot. La venganza no es la vendeta. La venganza es estúpida y autodestructiva. La vendeta es contra quienes, justamente, nos quitaron la posibilidad de hablarnos con el rostro limpio, desde el principio; no contra los ángeles, aunque no traigan las alas puestas, la ropa adecuada, el momento preciso. No contra uno mismo.


***

Y lo lamentas. Hoy, lo lamentas. Porque cuando tienes el cadáver del ángel en tus brazos, y te arremangas un poco la estupidez, y le limpias la cara y lavas el rostro de un ángel al que mataste por equivocación, sólo logras mirar cómo desde sus fauces y sus mortajas, el error se te lanza sobre el rostro y te lo arranca a dentelladas. Y luego prosigue con tu corazón y tus sandalias.

***

Pero no lamentes otros instantes. Caminando con el ángel, aunque fuese desde lejos, fuiste feliz. Fuiste digno, por un instante, de mirarle. Y tomándole la mano caminaste junto a el cuando aun eras ciego. Sólo puede quererse a un ángel así, si no se le mira con los ojos del humano, del falible, del negador de ilusiones. Hay que andar ciego y no tirar de bastonazos. Y durante unos días puede lograrse. Durante unas semanas. Hasta que el polvo de los días se mete entre los párpados y te obliga a mirar, y tu humanidad rota sólo te permite ver el rostro del pánico.

***

Has cavado una tumba para el ángel. Le has depositado, y ahora sí, mandril locuaz, estúpido capaz de estúpidamente hermosas historias, le dejas unas flores, y escribes un epitafio tan maravilloso como inútil. Y te vas por ahí, andando un rato sin cara. Y empuñando tu corazón, para ver si puedes hacerlo germinar la próxima luna. No sabes si podrás perdonarte. Ni si los ángeles de verdad son inmortales, y todo haya sido un mal sueño. Y si te lo volverás a encontrar.

7 comentarios:

Borrego dijo...

Los ángeles son inmortales, como los sueños, al menos que se les haga pedazos con la experiencia.

En el fotograma dijo...

Los ángeles caídos que se encuentran cara a cara: la colisión más terrible cuando se desaman..
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
(con la luna ya no quiero saber mucho)


a propósito ¿te diste cuenta que afuera hay demasiados individuos que fueron ángeles?



*



¿cómo vas Xamiru?

Benito Bodoque dijo...

Give me release
witness me
I am outside
give me peace

Heaven holds a sense of wonder
and I wanted to believe
that I'd get caught up
when the rage in me subsides

In this white wave
I am sinking
in this silence
in this white wave
in this silence
I believe

Passion chokes the flower
'til she cries no more
possessing all the beauty
hungry still for more

Heaven holds a sense of wonder
and I wanted to believe
that I'd get caught up
when the rage in me subsides

I can't help this longing
comfort me
I can't hold it all in
if you won't let me

Heaven holds a sense of wonder
and I wanted to believe
that I'd get caught up
when the rage in me subsides

In this white wave
I am sinking
in this silence
in this white wave
in this silence
I believe

I have seen you
in this white wave
you are silent
you are breathing
in this white wave
I am free

Remedios la Bella dijo...

Señor X, oh Señor X!, permitame se lo pido, y al ponerle los rostros; elegiremos un duendecillo.

Saludos.

Xamiru dijo...

Que es precisamente el caso, borrego. Saludos.


Fotograma: Sí. Es terrible verlos caer como de la nada, en momentos de alta contaminación atmosférica. Y no llevar la red. Un abrazo enorme. Todo marcha más o menos igual.


Benito: Silence, genial canción. Pero no diré más. Porque ya lo sabes todo, je.


Remedios: Aquí, adoloridillo, me dejo poner cualquier rostro. Hace frío.

be dijo...

me ha encantado, ya lo debes saber vamos.

Pinky dijo...

Que lindo Post. En general el tema Ángeles me encanta.
(Practicamente todo el día estuve en sus brazos -durmiendo- y por dios, sigo cruda... ¡guak!)

Adore esta frase: "Para ver si puedes hacerlo germinar la próxima luna"... No, no no. Son de las que juras, que podrían escribirse con sangre. Profundamente HERMOSO.

Creo que ciertamente no se debería ir por la vida ignorando lo que Roza y solo valorando lo que es Rosa. Por que lo que negamos, invariablemente nos controla. Es imposible abrazar el poder verdadero hasta no abrazar y encausar nuestras debilidades. Pero en la mayoría de los casos, la personalidad o el ego está diciendo cobardemente -desde los apegos a nuestro ambiente e influencias externas- que no las enfrentemos, y en el peor de los casos que mejor las disfracemos efímeramente.

Con tal actitud solo se provoca un crecimiento malsano y evitamos el desarrollo de nuestro verdadero YO poderoso, integro, amoroso, equilibrado y productivo. Que solo se logra confiando. Teniendo fe y seguridad de que nuestro Ángel está aquí y ahora. Con serenidad y calma. Pues solo en el vacío del silencio de nuestra profundidad nos puede guiar y actuar. Esas profundidades del ser a las que solo nosotros mismos tenemos acceso; y la mayoría de las veces provoca poco más que terror visitarlas y escucharlas. Sin embargo son la única parte real y fundamental de lo que somos, y solo podemos pensar en SER, liberándonos de sus cadenas y reconociéndolas.

El poder del Alma no se encuentra únicamente dentro de la felicidad y el jubilo; existe y nace también de la depresión, la desesperación, de los fracasos y las incertidumbres, que solo se descubren mediante la reflexión y el autoanalisis, Con amor propio.


El Alma es como un río: Se mueve en distintas formas, algunas veces inspira y calma. Muchas mas, es violento y rápido. La fuente son nuestras emociones. Y es también
el puente entre lo físico y la espiritualidad.

La negatividad existe, es importante y vital al grado que si se le niega o ignora, puede destruir. Y si se le reconoce y respeta puede concebir.

Disfruta tu Ángel...

hasta pronto.