La linea que separa a un valiente de un cobarde está trazada con cinismo.

marzo 17, 2005

Springbreakers en Cancún o de nuestro gran país-burdel.

Se equivocan los que normalmente te dicen:

"¿Te vas a trabajar a Cancún? Qué chingón te la vas a pasar güey---"

La neta es que trabajar en playa, más si se trata de una producción, es algo de lo peor que te puede tocar. Hace un calor de la chingada, estás todo el tiempo viendo el mar, el sexo posible, las drogas nomás estirando tus deditos...pero TE TIENES QUE CHINGAR TRABAJANDO. Muy frustrante.

Si tienes algo de suerte, te salvará el aire acondicionado. Por las noches, solo duermes hasta el cansancio, si es que siquiera tienes tiempo de hacerlo.

Así estos últimos tres días. Trabajando en la producción del "V Foro por la Educación de los Pueblos", eventucho de poca monta financiado por el SNTE y evidentemente, por las huestes de la maestra Elba Esther. Todo un conglomerado de finísimas personas, la mayoría priístas apestosos que viven del presupuesto.

Tengo que admitir un chingo de cosas: No conocía Cancún, ni mucho menos el mar Caribe. Tampoco había estado tan cerca de los springbreakers (la televisión no cuenta, obviamente). Tampoco había conocido jamás una ciudad que ejemplificara mejor lo mucho que los gringos usan nuestro país como un puto burdel, un cagadero en primavera, y como a nuestros connacionales les fascina bajarse los chones en todos los sentidos, por un puñado de dólares.

Cancún está geográficamente hecho para ser lo que es: Una ciudad segregada donde ser mexicano es un pecado insalvable, o una condena a trabajar y servir a los turistas, mejor aún si son extranjeros.

Una barra hotelera de 10 kilómetros de largo, lejana cuando menos unos 6 kilómetros del centro de la ciudad es el punto de reunión de todos los clientes de este burdelillo. Los que ya conocen Cancún deben encontrar todo esto muy insulso, pero a mi me pareció verdaderamente shockeante el ver estas estructuras colosales, una tras otra, una tras otra, y pensar en los muchos miles de dólares que produce cada una CADA NOCHE, nada más por la renta de habitaciones, todo a costa del espeluznante azul del mar del que no son dueños, pero sí que se aprovechan.

Westin Regina, Hilton, Holiday Inn, Fiesta Americana, Meliá. Todas y cada una de las putas cadenas hoteleras del mundo se formaron en la barra de CAncún y contrataron a los lugareños o a los allegados para cumplimentar sus tareas más sucias. Todo sea por los empleos mal pagados que inflan las cifras del INEGI.

Desde luego que toda este grueso de pendejos que trabajan en estos lugares, se siente muy a gusto de hacerlo y hasta algunos tienen la jeta para recomendar que hagas lo mismo.

No mames cabrón, cualquier gringuita se apendeja y te la cojes hasta por los párpados. Y si no de perdida les sacas un billete a sus cuatitos.

Patético. Pues resulta que si no eres gringo, springbreaker o algo afín, la raza te trata peor que a la mierda. Los mexicanos te querrán chingar aun más, no sé si porque te dignaste a ir a su paraíso de la tranza o porque simplemente les caga que no traigas dólares o que no pienses picharles sus droguitas con tu propina. Verdaderamente mierderos.

Sin más cuento, los primeros días ni tiempo tuve de rozarme con esta escoria nacional que pulula en Cancún, gracias a que estaba poniéndome una chinga monumental. Pero la última noche, y más por insistencia del lider del proyecto que porque tuviera verdaderas ganas de salir del aire acondicionado, me dejé llevar a unos de esos REPUGNANTES lugares playeros que retacan los springbreakers: El Senior Frogs. Qué reverenda mamada.

De entrada, hay como 2 mexicanos en todo el lugar, aparte de los que sirven los tragos y los que limpian los baños. Ni siquiera el DJ es nacional. Y no es que sea precisamente patriota o que me importe dos pitos encontrarme con los connacionales, el pedo es lo que deriva de estar rodeado de gringos pendejos.

El springbreak consiste en ponerse hasta el culo, básicamente. Y una vez conseguido esto, hay que restregarle las nalgas o la pistola al de enfrente. Si eres vieja, y eres suficientemente pendeja, te puedes poner a bailar en las barras, para enseñarle el chocho a todos guarros hambrientos que la rodean y recibir chorros de aire a presión por debajo de tu faldita, entre tu chocho y tu alma, para que luego de eso te regalen un tequila de 5% agave por tu show. Ya si te empedaste mucho, probablemente te acostarán en la barra y te embarrarán las tetas de crema batida para buscar luego unas chicas que te las chupen (probablemente mal). Y si ya te dejaste hacer eso, harán lo mismo con tu chocho y con tu culo. El erotismo gringo en su máxima expresión.

Me sorprendió, de entrada, lo poco estimulante que encontré el espectáculo de la noche. Aunque las caucásicas estuviesen buenísimas - en general - y sus atuendos fueran, teóricamente, bastante calenturiantes, la mera verdad no me sentí ni mínimamente prendido por el asunto. Ni con los shows lésbicos, ni con las muchas chichis al aire, ni con nada de lo que vi en los antros de springbreak. Y aunque me puse suficientemente pedo como para que todo me valiera madres, no conseguí sentirme ni mínimamente divertido y/o caliente. Solo una pinchurrienta sensación de desazón frente al puto Cancún, que resultó bastante elemental y pendejete y del cual lo único rescatable es el puto azul de sus playas.

Confirmado que los gringos son una bola de pendejos cuya sexualidad juvenil simplemente lo corrobora. Confirmado que los mexicanos somos unos putos oportunistas que nos conformamos con ser el papel de baño de los que tienen el varo. Confirmado que las playas son al revés que las chavas: Mientras más vírgenes mejor.

Aunque piquen los mosquitos y el agua no cueste 80 varos por litro y tenga harta salmonela.

7 comentarios:

Sr. D dijo...

Bueno, ya sabe...apúntese a la moda cubana...Ay, no...que aquello también es un burdel...

Plaqueta dijo...

Yo odio la playa en todas sus presentaciones. Detestaría producir en la playa: yo empanizada, mi piel color guinda, mis vías respiratorias bloqueadas (soy alérgica a la playa y no es metáfora: de verdad se me cierra la garganta y no puedo respirar). Y para colmo, un chingo de trabajo que hacer, el equipo lleno de tierra, la imposibilidad de desplazarse rápidamente de un lado a otro sobre la pinche arena. Con todo eso, me valdría madres si la fauna turística son gringos del mal o chairos con tamborcitos.

eltax dijo...

jajaja

Malpedo my friend.

es triste pero somos el resumidero de los gringos, si no para muestra falta un botón, y lo mencionas, aquí en México hacen su desmadre, se encueran, hacen desmanes, drogas, pisto hasta por las orejas y demás.

ahh pero cómo no dejarlos, si traen chingo de "dólar" ches gringos...

Mejor suerte

Saludos!

Erektor dijo...

Yo por eso no salgo en Semana Santa, me cagan las multitudes y las verbenas (o como se escriba) y me supercagan los springbreakers y me archirecontracagan los gringos springbreakers y me archirecontrasuper...

Anónimo dijo...

No me digas no me digas, eres chilango verdad?. Tienes un tono de perredista valemadres, y todo lo ves bajo tu punto de vista social decadente.

XA dijo...

Buenas noches:

Estoy de acuerdo con el comentario de arriba... O te falta un ajuste de actitud o de plano compañero, no tienes idea de lo que hablas ya que, criticas a los Gringos por solo venir a tomar... ¿Y tu no fuiste a tomar?, Te quejas de lo mal que esta la imagen de Mexico y los Mexicanos ante el mundo... ¿Y tu no dices que de este pedazo de tierra no vale la pena nada Y que los Mexicanos solo son los que lavan los baños?, Yo vivo e Cancun pero toda mi vida la vivi en el D.F. hasta hace unos meses que regrese y, honestamente, el ambiente en la Ciudad de Mexico es mucho peor... te recomiendo un ajuste de actitud amigo: Nunca critiques algo que tu tambien haces.

XA

marisol dijo...

Que jodido te ves, que pobreza cerebral te cargas se ve que te fue muy mal en la guerra por eso te expresas asi,con odio y amargura. Has de ser un naco macuarrete que nadie te hizo caso en ningun aspecto, que no poudiste encontrar una habitacion con aire acondicionado ni un trabajo decente debido a tu naquez!!! que no encajaste que eres un resentido con la humanidad. pendejete Cancun es un paraiso.Que jodido te ves muy desgraciado, trabaja ahorra para un hotel de lujo o rentarte una casa con aire acondicionado cabronete pero no salgas con chingaderas expresando solo tu propia opinion que es la de un pobre ardido con el mundo. es solo tu pobre opinión mas no es nada de lo que dices. Espeso te aterrices y ya tengas un buen trabajo y te quites lo naco la proxima vez que estes en cancun para que no te traten como perro piojoso. aprende a vestirte y educarte veras que te va bien,