La linea que separa a un valiente de un cobarde está trazada con cinismo.

julio 24, 2005

Cosas Insulsas (Apaga la tele, mi rey)

Casi nunca estoy en mi casa y cuando sucede que sí, normalmente estoy dormido, o muy crudo, o trabajando o tropezándome con las cosas, o posteando pendejadas, o todo al mismo tiempo. Por eso es que no permitiré ninguna sugerencia como "contrata televisión de paga" o "ponte a leer". Quiero dejar que mi queja fluya libremente, sabiendo que hay infinidad de alternativas que pudieran permitirme evitar la jodida televisión de las madrugadas: eso no está a discusión esta vez.

Cuando no se quiere pensar, no hay nada como la tele. Sus facultades estupidizantes están comprobadas y estudiadas desde hace décadas. Y cuando llevas una vida disipada (me encanta ese término abuelesco) como la mía, hay días que lo único que puede salvarte de tus conflictos, ansiedades y tribulaciones es prender la puta televisión. Lo hago de cuando en cuando aunque los resultados son cada vez peores.

Hace unos buenos años gozaba de las películas madrugadoras del once, casi a diario. Y si no, siempre había una pésima serie gringa doblada al español-RTC que me llevara a los brazos de Morfeo plácidamente. Era invariable. Por desgracia, la invasión de los infomerciales fue reduciendo las opciones al punto de que, hoy en día, en la tele abierta no hay nada visible después de la 1 de la mañana.

Mala la hora en que pusieron en manos de los estúpidos panistas al canal once. No solo arruinaron su programación nocturna, sino que la diurna es cada vez más moralina y mojigata. Ya ni la Fernanda Tapia se salva en Diálogos en Confianza, donde el formato es cada vez más parecido al de Cristina(Cretina) y los "especialistas" invitados son, por lo regular, feministas lesbianoides condechi con posiciones eclécticas dignas de cualquier angelólogo o si no, pseudopsiquiatras barrigones, trajeados y pendejos que parecen más bien matasanos del Fray Bernardino (conocido hospital siquiátrico donde se muere a gusto). Ridículo. Y más ridícula la gente que los escucha como queriendo enmendar todos sus años de carencias emocionales o intelectuales y que ya no tienen solución (y menos por televisión).

Hace unos meses, como paréntesis anecdótico, estaba en mi casa tirado por una cruda descomunal cierta mañana, y prendí la tele. Estaba el susodicho programa y decidí meterme al chat en vivo que corre paralelo al chou. El sopendejo "especialista" que moderaba el chat era generación Gutenberg, porque escribía más lento que yuppie de santa fe dándole "de a dedito", y casi con la misma facilidad de palabra. La gente, puta madre, pidiendo respuestas a su problemática familiar como si fuera tan sencillo como "mata a tu abuelito, viola a la abuela y luego cocina un pozole con ambos y dáselo de comer a tus papás". Y bueno, me puse a fingir que yo era especialista y a contestar unas pendejadas con otras un poco más creíbles y bueh, hasta conseguí que dos me enviaran un correo pidiéndome apoyo psicoanalítico. (Debería dedicarme al robo de casa-habitación, esta sería una técnica infalible para allanar clasemedieros)

Pero todo esto, claro, a mi me importa un carajo. Prácticamente no veo televisión por las mañanas. Son las madrugadas las que me impacientan. Salvo rarísimas excepciones, el once se ha dedicado a promover spaguetti-westerns todas las chingadas noches, desde hace un buen manojo de años y sin reparar en que ni los putos gringos le tienen afecto a esas mierdas moralinas y racistoides que ahora nos enjaretan a los noctámbulos estresados. Olvidados quedaron los clásicos que solían poner (recuerdo haberme chutado el ciudadano Kane como 5 veces, entre muchas otras joyas del cine culturoso). En fin. Puta diatriba inútil. En el 2 está Walter Mercado, en el 4 Cristina, en el 5, la maravillosa Mishanti (dios, de dónde la sacaron), en el 7 infomerciales peores, en el 9 lo mismo, en el 11, justo ahora hay un documental de escuelitas de niños japoneses que tiran más gritos que los supercampeones (y en japonés, que es peor). Ah, y lo mejor es terminando, viene el favorito de todos: "Conversando Pachechos con Cristina" (carlitros dixit), en donde hoy entrevistará a cualquier pendejo con marimba que sienta tener algo que decir (justo de lo que hoy carezco: una marimba y algo que decir).

En fin. Debería tratar de dormir, pero me desperté tan tarde que pinta larga la noche. Por lo pronto, los dejo en manos de Mishanti, por si se sienten solos. El servicio incluye un belly dancing y créanme, esta belleza lo sabe hacer bien (eso y vender tacos de canasta a dos cuadras de mi casa). Bah. ¿¿Dónde estás cuando te necesito, Mishanti??


Ah, por cierto, según estos charlatanes, Mishanti significa "mi paz, en sánscrito, lengua de los vedas del tibet, mismos que dotaron a mishanti del don de la clarividencia". Ah, increíble pero cierto, Mishanti es egresada del oráculo de Delfos (no, no estoy haciendo ninguna ironía, eso dice el infomercial). Lo que es un hecho es que me dan ganas de hablarle pa pedirle prestada su máquina del tiempo. Qué pendejadas. Si no les da mucha güeva, Véanlo ustedes mismos.

3 comentarios:

el tío nasty dijo...

¿Me dejas mandar tu post a "Mujer, Casos de la Vida real"? esto no puede permitirse!, hay que luchar contra la injusticia! La gente necesita encontrar refugios contra su ignorancia en los massive media. Puedo? puedo? Ah, y también ayudaría -digo, para la causa-, que le metieras un poquito de más cosas que te pasan cuando ves la tele (por ejemplo, que cuando ves el canal 5 te recuestas y te duele la columna porque de chiquito tu tío Estebán te propinaba unas palizas severas, y que cuando te violaron por ahí del '83 tu mamá te mandó a un internado donde te vestían de niña, del cual te escapaste para regresar a casa de tu abuela que era la única que te quería, a la cual éncontraste muerta por congestión alcohólica porque toda su vida -hasta el cariño que sentía por ti- había sido una farsa...algo así, ligerito, cosas de diario, tu sabes).

Bueno, quedo en espera de la cesión de derechos. (piensa en la fortuna que haríamos, además...ejem)

Xamiru dijo...

Concedido.

brayan dijo...

el canal INFINITO siempre es buena opción. sobre todo alrededor de las 11.30 pm que pasan TANTRA EL YOGA DEL AMOR o cualquiera de sus variantes (KAMASUTRA Y LOS LIBROS DEL PLACER y ahora uno coreano que quién sabe cómo culos se llama). bastante explícito, con modelos argentinos y argentinas muy firmes de todas partes. y 'expertos' igual de pirados y ridículos que los del 11...