La linea que separa a un valiente de un cobarde está trazada con cinismo.

noviembre 30, 2008

The clock is ticking.

No sé si padezco una enfermedad mental o si de verdad hay tantas mujeres hermosas deambulando por la vida.

Y ojalá sólo fueran atractivas: no. Lo son todo.



Creo que la monogamia nunca volverá a ser para mí. Aunque de repente se me antojaría ser sorprendido.



Make my day.

6 comentarios:

Chic Lolita dijo...

ay juan k, tú siempre pensando en tetas, qué le vamos a hacer!!!!

I.L dijo...

rato sin saludarte, bro. sería bueno que invites por allá, ojalá regrese pearl jam, asi tendré más pretextos. y eso de la monogamía, fuck, creo que sé de lo que hablas.

Anónimo dijo...

no mames... sigues vivo?

Anónimo dijo...

Mi mejor deseo para que te sorprendan. Esa sensación de que no hay nadie más, obvio correspondida, te cambia el panorama. Sí, soy cursi. V.

Sobrevalorado dijo...

Únase a mí en el bando de los desesperanzados y aboguemos juntos por la algogamia, que el ponerse exquisito nos lleva a un callejón sin salida.

Por otra parte, mis espías me informan de que ha añadido un collarín cervical a su vestuario. Qué coqueto que es usted. Cuídese y repose.

Ágata Trementina dijo...

nos volveremos a ver