La linea que separa a un valiente de un cobarde está trazada con cinismo.

febrero 28, 2005

Las réplicas de Replicante (continúan)

No ha pasado siquiera otro día. En la calma chicha de mi cruda dominguera, que acabó siendo solo moral porque el alcohol me abandonó este fin de semana, una nueva réplica apareció sin avisar en este recién nacido blog.

Por un lado, el señor Volovich insiste en el asunto de los nombres. Que si mi nombre da lo mismo que mi nick, que si de todos modos persiste el anonimato, que si soy antisemita, etcétera.

¿Tendría algún caso decir que me apellido Pérez Pérez o Belaunzaran Aguirre? ¿Haría alguna diferencia? El hecho de que le resulte tan necesario ponerle nombre y apellido a las palabras, simplemente confirma mi teoría de que la gente supuestamente responsable de la creación cultural en nuestro país no puede encontrar validez que no sea precedida por un título, un nombre, unas especie de convención nobiliaria que otorgue poder a lo dicho, sin importar si esto es brillante o pendejo. Lo digo claramente: Importa un bledo si publico mi apellido, porque de cualquier modo no sabrían quién demonios soy. Eso me hace sumamente libre, por un lado, y sumamente insignificante (gracias al suelo), a los ojos de la Altísima Corte Literaria. No le veo ningún caso a esa necesidad tan imperiosa de etiquetas tan bobas como un nombre y un apellido. Solo aquellos que se enorgullecen de la casualidad casi cuántica de haber nacido judíos y no olmecas, holandeses y no araucanos, tepiteños y no franceses, y que promueven el regionalismo, el orgullo cultural, el patriotismo y demás enfermedades psicosociales, pueden estar interesados en si me llamo Pedro o Pieter. A mi me da lo mismo y a mis palabras (que no son realmente mías en realidad) también.

Sobre mi supuesto antisemitismo, temo defraudarlos. Tampoco me importa un bledo la herencia cultural, cosa muy casual y aleatoria, que un individuo pueda tener. Tengo buenos amigos judíos que sufren y gozan su estatus cultural todos los días. Tengo otros amigos también judíos, que les importa un bledo serlo. Que son mis amigos por otras causas y no por haber nacido donde nacieron, ni llamarse como se llaman. Ahí es donde comienzan los problemas de segregación tanto de la cultura nacional como del mundo: en la mente de todo aquel que se quiere sentir diferente por razones extrínsecas a lo que dice y hace.

El nuevo comentario, cambiando de réplica, que llegó sin aviso este domingo, dice así:
Anonymous said...

Llegué aquí por casualidad. Leí algunos de tus posts por voluntad propia. Nadie me obligó. Nadie te censura, es tu blog, di lo que quieras decir. Supongo que si decidiste dejar la función de comentarios es porque esperas reacciones. Y supongo también que no serás tan naïve como para sorprenderte que haya quienes se sientan MUY insultados por tu elección de vocabulario (let alone tus opiniones sobre ell@s). Coincido que en México -como en todos lados- es común que veamos a las mismas voces en todos lados. A veces, desde fuera, esto puede verse como elitismo, como autofagia, como onanismo intelectual, como amiguismo culturero y egoísta. No siempre es así, though. Y sólo se sabe que no siempre es así si se ha intentado trabajar cosas, si en verdad se desea hacer de la escritura -o de cualquier otro tipo de expresión sujeta a contextos culturales institucionales- un modo de vida. Hay que saber fundamentar el resentimiento, y así como aprender a convertir el enojo en algo creativo y no sólo en puro odio. Tus comentarios sobre Tanya y Ari -sólo a la Sandler conozco personalmente, y eso muy distanciadamente- son bastante hirientes, groseros e improductivos. No es que me asuste tu incorrección política: me asusta tu incapacidad para juzgar su trabajo y no sus personas, sus vidas públicas que al parecer has presenciado desde la trinchera de una barra sirviendo alcohol. Dime que has hecho; dime cómo hablas y te diré quién eres y quién quisieras ser. No odies. Mejor escribe un artículo bien fundamentado. Hablemos de literatura, de ensayo, de crítica. No de "hoyos fofos" u orígenes étnicos o religiones. Tu blog es de esos que prefiero evitar, porque me hacen perder la fe en la crítica en México. Insisto: la crítica es necesaria, y es fundamental que se denuncie que en un país de millones y millones la actividad cultural esté reservada a un puñado. Sin embargo, la cosa no va por el odio y el resentimiento, por la grosería y la reacción de tripa. Take it easy, dude. Tómate un whiskey. Escribe algo. Respira ondo. Deja el bar e intenta el yoga. Y sigue escribiendo, sin odiar a los demás que lo hacen, bien o mal. Preocúpate por escribir bien tú mismo. Aprende, como diría Hemingway, a tener tu detector de mierda. No de la mierda de los demás, sino de la tuya propia. Y luego, hablamos.

En cierto modo, muy general, me acusa de juzgar a algunos de los personajes que menciono en el primer post "por quienes son y no por su trabajo". Es decir, me acusa de lo mismo que me defiendo en los párrafos anteriores. El argumento es que mi selección de adjetivos es insultante, estúpida y superficial. En otro momento, parece estar de acuerdo con algunas ideas fundamentales, como el hecho de que la cultura está segregada y en manos de un puñado de personas. Y aquí es donde haré algunas precisiones:

1) Primero que nada, volveré a recurrir al lenguaje burocrático del segundo post, porque en definitiva, la procacidad voluntaria y enfática del primero, que pretendía ser sarcasmo puro y duro y repleto de ponzoña directa y apestosa, resulta muy hiriente para las vírgenes mentes de los que se han sentido insultados. Por eso, para poderme dar a entender sin andar lastimando susceptibilidades, seguiré en la tónica "civilizada" de los posts subsecuentes.

2) No sé quien escribe esta nueva réplica. Por la selección de palabras, cargadas de anglicismos y supuesta cordialidad, creo que se trata de alguien de Tijuana, si no del norte del país. Esto es una mera especulación y no pretende ser descalificatorio. Tijuana es un lugar del que estoy suficientemente enamorado. Digo todo esto solo a manera de que, quien quiera que sea el que mandó esta réplica, sepa a quién me dirijo al menos en mi fantasia.

3) Vamos directo al texto, para darle gusto a su autor, y ponernos analíticos y fundamentados:

Coincido que en México -como en todos lados- es común que veamos a las mismas voces en todos lados. A veces, desde fuera, esto puede verse como elitismo, como autofagia, como onanismo intelectual, como amiguismo culturero y egoísta. No siempre es así, though. Y sólo se sabe que no siempre es así si se ha intentado trabajar cosas, si en verdad se desea hacer de la escritura -o de cualquier otro tipo de expresión sujeta a contextos culturales institucionales- un modo de vida.

¿Solo se sabe que no vivimos, en realidad, una escena cultural segregada si se ha formado parte de la segregación misma, so pretexto de querer hacer de la creación un modo de vida? Como diría el muy imbécil perro Bermúdez: Uf-Uf-y-recontra-Uf. Aquí, lamentablemente, el afán de refutar mi postura se convierte en una auténtica validación de la misma: El error estriba precisamente en querer hacer de la creación literaria un "modo de vida sujeto a contextos institucionales". Esa es la trampa. Esa es la guarida del intelectual orgánico. Esa es la tragedia de músicos, actores, literatos y artistas visuales que aspiran a ser asimilados por su contexto institucional y respetados por los que ellos consideran "sus iguales".

Hay que saber fundamentar el resentimiento, y así como aprender a convertir el enojo en algo creativo y no sólo en puro odio. Tus comentarios sobre Tanya y Ari -sólo a la Sandler conozco personalmente, y eso muy distanciadamente- son bastante hirientes, groseros e improductivos. No es que me asuste tu incorrección política: me asusta tu incapacidad para juzgar su trabajo y no sus personas, sus vidas públicas que al parecer has presenciado desde la trinchera de una barra sirviendo alcohol.

Aquí solamente lamento no ser tan creativo como para haber convertido mi crítica en un poema en endecasílabos para darle gusto a este lector. Primero que nada, mis comentarios sobre Volovich y Sandler son una parte marginal de la crítica que hago a replicante y no creo que merezcan una novela, solo porque así les serían menos ácidos. Lamento, si hay algo que lamentar, el uso indiscriminado de palabras impías y sucias y de tónicas que pudieran sonar misóginas o antisemitas. Pero creo que debe quedar claro, más después del segundo post, que eso solo pretendía ser un ornamento prosaico para efectos enfáticos. Lo que me molesta no es ni que uno sea judío ni que la otra sea tan tonta como para llevar haciendo el ridículo por años, a los ojos de mucha gente. Me molestaron, esencialmente, sus textos carentes de profundidad o construídos sobre pretensiones de orgullo cultural, cosa que describo también desde el primer post. Y aunque al autor de esta réplica le parezca absurdo, me parece que debe haber cierta coherencia entre lo que uno hace y lo que uno es. Entre la obra y el autor. Es como pensar que Bukowski pudiera haber sido un fraile franciscano con preceptos religiosos recios y potentes. El artista y su obra, a mi muy particular modo de ver (gracias por darme anuencia para escribirlo en mi blog, por cierto) el artista y su obra no pueden estar tan desligados como para resultar esquizofrénicos. Y si lo están, la obra pierde mucha validez, y la persona puede ser llamada TRAMPOSA y DESHONESTA, al menos a mi juicio.

Dime que has hecho; dime cómo hablas y te diré quién eres y quién quisieras ser. No odies. Mejor escribe un artículo bien fundamentado. Hablemos de literatura, de ensayo, de crítica.

Aquí no voy a redundar más. El autor del post es UNO MAS de los que necesitan títulos nobiliarios para darle validez a las personas. ¿Qué he hecho? Nacer, de entrada. ¿Cómo hablo? Con la boca, con huevos, sin miedo a ser contestario o a no ser polite, y sobre todo, sin contratos con nadie ni intereses ocultos. ¿Quién soy? Soy yo mismo. Pendejo a veces, brillante otras. Lleno de mierda como todos y lleno de flores cuando me pongo floripondio. ¿Quién quisiera ser? La neta, quisiera ser Dios. Pero la vida me ha dejado claro que no lo soy, al contrario que a muchos intelectuales egoicos y soberbios.

No odies. Mejor escribe un artículo bien fundamentado. Hablemos de literatura, de ensayo, de crítica. No de "hoyos fofos" u orígenes étnicos o religiones. Tu blog es de esos que prefiero evitar, porque me hacen perder la fe en la crítica en México. Insisto: la crítica es necesaria, y es fundamental que se denuncie que en un país de millones y millones la actividad cultural esté reservada a un puñado. Sin embargo, la cosa no va por el odio y el resentimiento, por la grosería y la reacción de tripa

No odio. Esto no es sobre odio. Vivo bastante en paz con todo esto, la mayor parte del tiempo. Escribo artículos bien fundamentados cuando trabajo. Cuando escribo en este blog, puedo escribir absurdos, si eso me place. Pero en este caso, me parece que, como el segundo post lo demuestra, EXISTEN los fundamentos. Y sobre los "hoyos fofos" y demás recursos puercos, es solo una deliciosa manera de enfatizar lo que se me da la gana enfatizar. No es el quid de lo que quiero decir, pero por lo visto, sí funciona tal y como es su propósito, como palabras agitadoras para obligar que la gente que lee, ponga los ojos en la parte importante, que es la que mencionas a continuación: "un pais de millones donde la actividad cultural está reservada a un puñado".

Ah, y mis tripas están bien. Y las groserías siempre me han parecido deliciosas.

Take it easy, dude. Tómate un whiskey. Escribe algo. Respira ondo. Deja el bar e intenta el yoga. Y sigue escribiendo, sin odiar a los demás que lo hacen, bien o mal. Preocúpate por escribir bien tú mismo. Aprende, como diría Hemingway, a tener tu detector de mierda. No de la mierda de los demás, sino de la tuya propia. Y luego, hablamos.

Esto ya se pone un poco confuso. Me tomo un whiskey, escribo algo, dejo el bar e intento el yoga. ¿El yoga con un whiskey? ¿El whiskey lo compro en la tienda, ya que debo dejar el bar? ¿Escribo algo y sigo escribiendo?

No odio a los demás, ni odio a los que escriben. Me gusta mucho leer, aunque no particularmente a Hemingway. Definitivamente era un chingón el señor, pero creo que su detector de mierda se sobrecargó en algún momento y se puso un tiro en la cabeza, después de muchos whiskeys. Sobre mi detector de mierda personal, no te preocupes, lo calibro casi a diario. No me siento mejor que nadie (ni peor tampoco). Me encargo de propia mierda y denuncio aquella que hace brotar la mía cada que me viene en gana. Y de eso se trata mi repudio a la escena cultural. Porque, a diferencia de aquellos que no odio sino descalifico en mis posts, yo no me dedico a publicar mi propia mierda en revistas de circulación nacional. Espero que otros hagan lo mismo y la dejen para sus blogs. Y que nos den otras cosas cuando publican, en lugar, precisamente, de su mierda.


Salud.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Me da mucho coraje no poder resistir la tentación de contestarte, dándote gusto y haciéndote creer que lo que escribes importa un carajo. Sólo porque afortunadamente me sobra tiempo...

Curioso, que digas que el nombre propio vale madres, cuando lo primero que has hecho es denunciar los nombres propios de los demás (que según tú ves por todos lados), y, fallidamente, le haces al Sherlock Holmes (un personaje de Conan Doyle, por cierto) tratando de encontrarme una procedencia. No soy de Tijuana, y el que creas que por usar palabras en inglés soy de allá sólo habla de tu provincialismo atroz y tu regionalismo recalcitrante -que, por cierto, no dejas de censurar en los demás,

Mira, Mijo, el problema está así: lo que te arde es que nadie te publique nada. Y cómo no, si no eres nadie, más que un cabrón con un blog, con "huevos", que lamentablemente cree que por haber sido alfabetizado y tiene una computadora ya tiene derecho a escribir. A mí lo que me emputa es que se publiquen cosas, precisamente, de gente como tú, que trabaja de barman y ni a la prepa fue, pero eso sí, cómo les encanta soñar con salir de su estrato social jodido y pretender que saben un carajo de algo.

No te asustes por las groserías, porque se ve que te gustan mucho. Me das tristeza, mike. ¿Sabes por qué a muchos les gustaría saber tu apellido? Para buscarte y romperte la madre... por que con gente como tú, estúpida e ignorante, no queda de otra más que dialogar con los puños, porque las palabras... a tí nomás no se te dan.

Sigue blogueando, mijo. Porque sólo aquí podrás teclear tu mierda.

Besitos.

Xamiru dijo...

JUAR JUAR JUAR!!

De la condescendencia a la mierdez en un post y medio!.

Perdona, pensé que eras Doña Yepez, porque tu politeness sonaba como a eso. Y ahora que lo pienso, a él también le da por quererse madrear gente. Solo vea www.chango100.blogspot.com

Mis recomendaciones:

Con tanto tiempo libre, deberías practicar el onanismo que tan bien describes. De otro modo, si sigues leyendo a Conan Doyle y su prosa para niños de secundaria puede que el método inductivo te haga daño en tu próximo libro. (Imagino que con esa pericia verbal están muy contentos contigo en Editorial Selector)

Ahora me doy cuenta de tu realidad. La de un arribista que escribió y estudió para "salir de su estrato social jodido". Un madreadorcillo que no quería "hablar de ensayo y de crítica" sino partirle la madre a un compañero neanderthal. Lamento no ponerme ese traje, aunque gusto me daría.

Lo mejor es cuando alguien habla sin conocimiento de causa y al mero tanteo.

Si supieras que: Uno, sí publico y me publican; dos, sí estudié la prepa y tres, que hace un muy buen rato que no trabajo en un bar, tendrías que ponerte a pensar en argumentos, que es lo que te di, tal cual lo pediste, en este post.

Pero dudo que ahora que saliste de tu guarida simiesca, y nos diste razón de tus intenciones de partir madres, tus palabras tengan alguna validez.

Sigue gozando de ellas y siéntete un verdadero escritor "que sale de su estrato social jodido" gracias a que le publican quien sabe qué pendejadas.

Te dejo tu eslogan sociológico de la semana: Es pobre ser pusilánime, no es pusilánime ser pobre.

Chilacayote dijo...

"Convertir el enojo en algo creativo"

Tus palabras!!!

Algo creativo como una sabrosa madriza????

Hmmmm....
Chance verdad=

cochinita pibil dijo...

El problema es que ni con argumentos se puede razonar con Juanito. Es como bipolar, pasa del insulto al "lenguaje burocrático" que le endilga a otros, según le conviene. Insulta, amargamente, y luego espera que le den apapacho. Si va a meterse con gente, que lo enfrente. ¿O qué quería lograr con sus posts? ¿Que le canten We are the World, o Imagine, abrazándolo, besándole el cachete? ¿A diferencia de Yepez o Villareal, él no firma su blog con su nombre completo. Le saca, le da miedo. Sabe que lo que escribe es pura diatriba que le haría digno merecedor de una creativa madriza (nada más creativo que imaginar formas innovadoras de torturar a un pelmazo como este). Yo, por ejemplo, si fuera cuate de Sandler o de Ari, y te conociera, le dejaría algunas áreas corporales más fofas que las que el desprecia (quizá seguro porque se le negaron, "con todos menos con él, pues). Si además resulta que sí publica, entonces queda claro que lo que le molesta tanto es que a ÉL (de nuevo, a todos menos a él) le hayan invitado a publicar en Replicante. Vamos, si cree tener la razón, si cree que no merece la madriza prehistórica, si cree estar del lado de la justicia y la corrección, que diga quién es. Pero bien que sabe que lo que merece no es un email respetuoso como el del pacifista Rogelio Villareal, sino, como dijo Anónimo López, una dignísima, creativísima, literaria madriza, justo afuera de los panuchos de la Roma que tanto dice que le gustan.

Xamiru dijo...

Nota para la cochinita pibil:

Estas son palabras mayores. Dignas de un próximo post.

¿Por qué será que casi todos los que postean en estos temas, insisten en que uno solo está en desacuerdo con el sectarismo cultural porque no ha sido invitado a formar parte de él?

Es un argumento muy infantil, la mera verdad. Algo así como que uno critica la fraternidad porque no entró a ella. Me temo que no. Me temo que se cuentan por miles las voces de gente que está hasta la madre de las sectas y los contubernios institucionales que muchos de estos personajes practican.

Ahora, hablando de Rogelio Villareal, me temo que te equivocas. En ningún momento le he aventado mierda. Por el contrario, me parece un tipo muy respetable, como lo he dicho ya en dos o tres ocasiones. Lo conozco, lo saludo, me cae a toda madre, me parece digna y rescatable su carrera y no sé de dónde saca la cochinita tanta cochinada e invento.

Que si me conocieras me madrearías, no comments. Lo más probable es que me conozcas. Podríamos ser vecinos, incluso. Puede que choquemos copas cada vez que nos topamos en algún bar. Es lo más probable, juar.

Lo que me resulta curioso es que todos recurren a la misma defensita patética. Pretender hacerme creer que siento envidia de no pertenecer, a la cofradía, o de no haberme acostado con sandler (hazme el grandísimo favor). No tengo necesidad ni ganas. No me conmueve ni los pelos del ukulele la simple idea. No se trata de eso, insisto. Y con Fadanelli tal vez me pasé un poco, pues no tiene la culpa de que le gusten tanto las chavas, como a muchos, y lo que escribe, cuando lo hace en serio, no me parece tan malo.

Y tampoco pienso que replicante sea una TOTAL mierda, ni que toda la gente que trabaje ahí forme parte de la intelectualidad orgánica, CUYA DESCRIPCION ES EL PUNTO PRINCIPAL DE ESTOS POSTS.

Sugerencia:
¿Por qué no lees con más calma lo que trato de exponer y cuando llegues a las chingaderas pones un dedo en el monitor y te las saltas? Un poquito de autocensura te puede venir bien pa que entiendas de qué se trata todo esto y no te exalten demasiado las "groserías".

Chance así entiendas que esto no se trata de Volovich ni de Sandler, que para colmo, no son siquiera parte importante de la cofradía. Nomás son chivos expiatorios que por ser como son, resultaron ad hoc para hacerlos prototipos del intelectual orgánico wanna-be.

Y cuando quieras nos chingamos unos panuchos en la Roma, están de poca madre!

Salud.

Plaqueta dijo...

No pos sí. Ahora resulta que ir a la escuela te quita lo pendejo (¡varita mágica!), y que el hecho de que "te publiquen" (¿quiénes? ¿o publicarte tú solito, entre tus cuates? ¿qué hay de Editorial Selector, por ejemplo? ¿y el Ovaciones?) ya habla maravillas de ti.

Yo disfruto mucho estas polémicas bloggeras. Que sigan los trancazos.

Lo que sí es que con todo esto, seguramente me voy a comprar la dichosa revista pa' ubicarme bien en la dicusión. Ni modo: sí fue un acto contrapublicitario - finalmente - publicitario la crítica. ¿Dónde la consigo?

Xamiru dijo...

No es tan pestilente, en realidad. Pero sí deprime ver a la misma gente. El diseño está bastante aceptable y hay algunos artículos muy buenos.

Tan solo evita un poco a Yepez y estarás casi a salvo.

Puedes comprarla en Sanborn's y en locales cerrados. Otra es salir con alguno de los articulistas, para que te regalen ejemplares autografiados, pero no te lo recomiendo, la mera verdad.

Anónimo dijo...

tú y todos los que te responden son una bola de pendejos pusilánimes y la verdad es que se merecen que les arranquen los dientes con tenazas pa´que no digan tantas pendejadas. o por lo menos, pa´que las digan sin que se les llene la boca de pinole cuando dicen Kultura. tú, sobre todo capullete insano, si no te gusta replicante, métetela por el culo y no jodas. si no te gustan los de siempre, vete a neza por un zine o a la apestosa guadalajara por una revistucha de las que por ahí circulan, porque los de siempre han estado chingue y chingue para poder decir algo, si no de una manera coherente, por lo menos de una manera sostenida, que es la base para bajarle algo al estado, o a los incautos buena onda creo en la cultura para poder decir algo que le sirrva a QUIÉN? pedazo de basura, A QUIÉN? inútil pretencioso... pues nada más a aquellos que tienen tiempo y educación para perder algo de tiempo leyendo. por otra parte, te doy la razón con lo de la sandler, aunque si es cierto que es un hoyo fofo te compadezo por haberlo comprobado, y también con lo de yépez, que es una basura fronteriza hinchada de sí mismo. no me importa, el mundo es ancho y cabemos un montón de pendejos ladrando nuestras soberbias pendejadas.
disfruta con o sin wiski y dedícale un poco de tiempo a tu vida sexual (con otros) que creo que el pito ya te lo jalas suficiente.
por cierto, mi amigo ari es un tipo peligroso de verdad. yo no me andaría con mamadas de ese calibre. elite no sé, pero mafia pesada simón
ahí nos encontramos chachita resentida

Anónimo dijo...

Aprovechando la coyuntura (digo: ¡chingue su madre! (muy fuerte), para entrar en el perfil de este blg y les anexo otra pa que se limpien el sobaco y/o axila a lametadas

http://poesiajazz.blogspot.com/

http://versosrabiosos.blogspot.com/

Todo es lo mismo pero no es igual

Xamiru dijo...

Chale. No sé si reir o si llorar. Entre que me dan la razón y me la quitan me siento como puta en disputa. ("puta en disputa", a poco no suena bonito)

Felicidades a todos aquellos que se han esforzado por crear sin esperar la gloria a cambio y que además publican en Replicante (o en La tempestad o whatever). Ellos están expiados de toda descalificación.

Muerte a los que pretenden vivir de lo que "artísticamente" crean. A los que prostituyen su creación por unos pesos. A los que persiguen el reconocimiento y la fama. A los que miran con desprecio a cualquiera menos afortunado que ellos. Es de ellos de quienes hablo cuando digo PUERCOS, PUTOS, ARTICULEROS INTELECTUALOIDES ORGÁNICOS.

Lo demás me tiene sin cuidado. Sobre todo los nexos quesque mafiosos del Ari. Un tipo que le grita "moro" a un gitano que está tocando la guitarra no puede ser tan inteligente ni tan intocable.

Y que venga lo que venga. Si hasta resulta que le hago publicidad a la susodicha revista.

Salud y besos a la amigable Plaqueta.

Anónimo dijo...

te quedaste sin palabras, verdad, querido Juan Carlos? Una vez hecha la rabieta, se te acabaron las ideas acaso?

O te hicieron daño los paunchos?

Cuídese, amiguito.

Anónimo dijo...

hola de nuevo PEDAZO DE MIERDA, nomás recordándonte que algún día recibirás una madriza inesperada, porque como tú haces, no verás ni siquiera la amno que te arrancará la oreja
tú sigue así

Anónimo dijo...

PEDAZO DE MIERDA

Héctor Salazar dijo...

Para el "Anonymous" encabronado que paso de intelectual a mafiosillo de poca monta en post y medio:
Pon tu numbre si tienes huevos cabrón y ya no chille si se lo chingaron a los letrazos, si se pone a jugar a los espadazos con la pluma aguántese y deje de andar metiendo a otros como su "amigo" Ari.
Putito

Andreas Kartak dijo...

¿¿Qué les das JuanK?...
que las traes muertas (jajaja).

Anónimo dijo...

podrias escribir menos y decir mas...