La linea que separa a un valiente de un cobarde está trazada con cinismo.

mayo 18, 2005

Aclaraciones.

Creo que nadie entendió lo que quise decir la última vez. Y no los culpo.

Lejos de quejarme por nada digno de ser llorado, sólo quería decir lo contrario. Total y absolutamente lo contrario. Aun cuando el alcohol me lo impidiera.


Quería decir lo mucho que importa el ser nombrado para tener realmente un nombre. Quería darle una importancia justa a todo aquel que se atreve a nombrar. Y en este caso, nombrar es sinónimo de cualquier acto de creación: pintar, jugar, oir, cantar, whatever.


Quería decir que las personas acabamos siendo igual que las cumbres. Ser nuestra propia persona implica alcanzar nuestra muy personal cúspide. Vivir nuestra cumbre es un acto creativo. Ser alguien, aun si somos alguien muy pendejo, implica darle sentido a una enorme consecución de actos y consecuencias.

A eso me refería con el asunto de la música, y muy en particular, con el asunto de las notas. Me queda claro que las palabras son palabras porque así lo hemos decidido, colectivamente. Y del mismo modo, me queda muy claro que una melodía es una melodía, es decir, una consecución consensuada de notas que producen cierta tonada. Ni las palabras ni las canciones son nada sin nosotros, los sujetos engendradores y espectadores de su resultado.

El lenguaje no es nada sin nosotros. Y nosotros somos poco o nada sin él. Por muy desgraciada que sea esa simbiosis, no existe nada que podamos hacer para remediarla. Menos mal.
------------------------------------------------------



Yo solo quiero romper la piñata.

Y pronto.

Salud.

1 comentario:

Erektor dijo...

Que pasa cuando las palabras y las notas ya no tienen sentido? Que pasa cuando sientes que de nada sirve decir cualquier cosa? Y te quedas callado y todo te da lo mismo, que te digan algo o que no lo hagan, que te apoyen, que te hagan mierda, que trabajes, que seas un huevon.
¿Donde quedaron los significados? ¿Que valor tiene la vida?
Es horrible vivir dia a dia sin nada por que vivir, es una muerte chiquita que se vive todos los dias.
Te alienas de todo y de todos, hasta en los sueños eres un extraño o derrepente dejas de soñar por largas temporadas.
Necesito darle sentido a mi vida. Necestio ver palabras y notas que me hagan sentir algo.
Aunque ese algo sea muy pendejo.

(intentaré ir el sábado al DF)