La linea que separa a un valiente de un cobarde está trazada con cinismo.

agosto 30, 2006

La gran salida (del clóset) y los Náufragos del Petate Volador

Sí, padre. Perdónalos. Pintan a Cristo Guevara en los basureros de la Roma.

***

Sin mucho más que decir de la bloggerfète, salvo que quedé semicurado de mi cruda alcohólica y moral, y que me la pasé muy bien hasta las 4 de la mañana con los blogueros y hasta las 10 de la mañana con otros cuates aledaños, entraré de nuevo en mis vertientes politicosas y azotadas:


El saldo del sexenio foxipanista es, a todas luces, un México envuelto en el caos y la división más marcada de su historia reciente. Como todo una pareja adoradora de Maximiliano, el emperador (de las hormigas rojas), Don Vicente Fox y su señora Zipizape lograron, sin mayor esfuerzo, destruir muchas de las pocas cosas (sic) que el PRI había dejado medio bien hechas:

1) El seguro social al borde de la quiebra técnica. Nadie sabe cómo va a aguantar el país cuando haya que seguir pagando pensiones absurdas como las que el presidente no-populista no supo tumbar o renegociar. Hospitales en decadencia. Millones de ciudadanos obligados a pagar (otra vez) un "seguro popular" que no es más que volver a erogar micro-impuestos que todos los días, con cada chicle, ya le estamos patrocinando a estos usureros.

2) PEMEX, nuestra "gran" paraestatal. Nuestra fuente de ingresos. La caja chica de los poderosos y los líderes sindicales: Desfalcado en pleno contubernio prianista (cosa de la que tampoco se ha vuelto a decir palabra), y con reservas que nos durarán, de acuerdo a las proyecciones, unos 15 años cuando mucho. Eso sí: seguimos produciendo y vendiendo petróleo (este año más que nunca), a precios inusitados y sin que nadie vea un centavo de esos dividendos. ¿Dónde está el dinero? ¿Tendrá que ver el año de Hidalgo? Una más para la cuenta de los políticos "inteligentes y con visión de futuro", o que así se autopromueven desde la derecha.

3) El pacto social: Nunca un presidente le declaró la guerra a un jefe de gobierno y a un sector de la sociedad como lo hizo Fox en este sexenio. Una vez que ha quedado demostrado el complot y el interés de Diego, Fox y el resto del PAN por tumbar a AMLO, lo que finalmente lograron, lo único que habría que preguntarles es si pensaron en las consecuencias. EL clientelismo político del PRD y el enardecimiento de la sociedad nos tienene aquí, en pleno final de agosto, con un país en llamas en el que la gente le llama "naco" e "indio" a todo aquel que se ostente de izquierda, así como se les llama "ricos" y "ladrones" a todos los de derecha. Lo cierto es que los amigos se van haciendo menos y se respira un clima de desprecio colectivo como nunca antes. Todo por llevar una guerra mediática y política hasta los límites de lo insensato y no preocuparse por la retaliación del oponente: Era evidente que AMLO y el PRD recurrirían a estos métodos clientelares y setenteros. Ellos no me preocupan. Me preocupan los millones que están encabronados en esa trinchera y los otros millones que los miran con un asco y un desprecio que no tiene razón de ser.

4) La gobernabilidad: Parece que FeliFox no ha considerado en ningún momento la viabilidad de gobernar el próximo sexenio. Con esa limitadísima visión de largo plazo que tienen los políticos mexicanos, en general, y los panistas, en particular, todo sigue rigiéndose en intervalos de una o dos semanas. Parece que creen que de verdad así se logrará sofocar el problema, y que cuando Felipe tome protesta en diciembre ya nadie va a brincar o buscar el conflicto. Parece que creen que lo "justo" es que los demás debieran "callarse la boca". Y es tan preocupante como escuchar a la gente de este país soñar con que "maten a todos esos pendejos del PRD". Seguimos en la era de las cavernas, pero ahora con internet inalámbrico y libertad de decir pendejadas. Eso es todavía más preocupante si se considera que el recién instaurado Congreso va a convertirse en un verdadero palenque permanente y que todo eso, aunado a la imposibilidad de llevar un proyecto de país, nos va a tener en el hoyo por los próximos 6 años.

***

Pero de entre todo lo que ya echó a perder el buen Fox, con la ayuda voluntaria o involuntaria de los medios, del propio AMLO y del Gutierritos Calderón -nuestro próximo presiñoño- debemos de ver el lado positivo, y cantar junto a la cruz de Brian, en la cima del monte: "Look on the bright si-ide of life...". Y lo mejor que ha pasado es que México finalmente salió del clóset. México se sentó en la cena familiar, en la cena de las naciones, y gritó a los cuatro vientos su esquizofrenia y su lucha interna por ser quien en realidad ha sido siempre: Un país bífido, dicotómico y alucinantemente polarizado. No más tiempos donde la máquina auto-represiva del PRI nos tenía oscilando entre el "sí soy pero no soy". No más tiempos en los que no éramos ni Vicente Fernández ni, erm, Vicente Fernández. Somos el Chente machín culero y el Chente jotolón de bulería. Somos dos Méxicos y, finalmente, nos hemos asumido, a punta de "madrazos" (sic) como tales. Ya no hay postura falsamente racional y moderada (nunca la hubo). Somos el México de los 500 años de dominación de un grupo sobre otro y en el que, por motivos más ideológicos y comodinos que raciales y económicos, cada quien está tomando su lado.

Y en la tercera vía, la nueva tercera vía, estamos unos poquitos: los que nos reímos amargamente de todo lo que sucede y esperamos que este caos nos brinde, aunque sea, un poco más de insana diversión, y que la gente que tiene hambre encuentre cómo saciarla sin matar a nadie. Y que los que tienen la alacena repleta de gansitos no se escuden en la fuerza y el poder para perpetuar su latrocinio.

***

Y qué mayor diversión amargosa que la que los medios nos proveen al seguir -cual si fueran la reencarnación de nuestros padres fundadores- a los nuevos héroes inter-nacionales: los Náufragos de Petatiux.

En principio, cuando leí una nota preliminar en El Universal, me impresionó mucho la historia y aunque mi garganta tosió un poco pensando lo poco factible que resultaba el asunto, preferí darles el beneficio de la duda y esperar a saber un poco más de la historia (algo así como en "Sobreviví" de Discovery Channel, o algún canal monotemático como ese). Cuál sería mi sorpresa al ver a los Iron-Men que regresaron a México, intactos, fuertes, lozanos y con plena verbigracia. Uno que esperaba ver un hilacho de pescadorcillo, perdido en altamar por 9 meses y no, resulta que tenemos a tres gigantones, hasta guapos como dice el buen Hugo, y que sobrevivieron su travesía monumental al cobijo de la lluvia y los "peces voladores" entre otros animales fantásticos dignos de un Aleph de "Borgues". Cuál chupacabras, cuál mataviejitas: La oficina de apendejamiento social de presidencia se inventó una mamada digna de Katy la Oruga.

Mi propuesta: Todos los que estamos cansados de este México surreal y que queramos sobrevivir otros seis años, con el plus de hacernos bien famosos, lancémonos en una panguita hasta las Islas Marshall. No hay mucho pedo y las oportunidades de negocios abundan: Podemos crear el primer barco fábrica de peces-voladores, con alto contenido en omega3 y supervitaminas aun desconocidas. Podemos pedirle a Discovery o NatGeo que nos sponsoreen la aventura de supervivencia y que documenten nuestra infalible danza de la lluvia (misma que le compraremos a los pescadores). Luego podemos vender los pasitos en comunidades cercanas al Sahara, el Gobi o de perdida, el pinche desierto en Zacatecas o Arizona. Hasta en Medio Oriente podríamos crear nuevos estados fértiles donde hoy sólo hay mugre. Dios, las posibilidades son ilimitadas. No olviden su red para mariposas (a los peces voladores no se les atrapa de otra forma).

***

En fin. Este miércoles pinta. Mi garganta anda desahuciada por la bloggerfète y sus vicisitudes, pero me la sigo pasando bien. A como dé lugar (¿Hay de otra?).


¡Salud!

11 comentarios:

hugo dijo...

excelente, mi buen y happy xamiru, se nota que los consumos de la noche sabatina pulieron y abrillantaron tus neruoncitas agotadas por el claustro, y ademas sigues de super buen humor!

petate de petatiux dijo...

No mames Juan Carlos, siendo tan inteligente me sorprende que no puedas ver más allá de 6 años.

Es francamiente miope atribuir todos los males que ennumeras al que llamas "sexenio foxipanista", sobre todo cuando en este país tenemos 3 Poderes. En todo caso, será el fracaso de todos los poderes de la unión.

Fox es un pendejo, y por eso mismo no le puedes endilgar la responsabilidad de todo. También la izquierda pedorra hizo lo suyo para hundir el barco.

Te mando saludos afectuosos.

Xamiru dijo...

Petate:

Si lees lo escrito con anterioridad, puedes notar que considero los pasados 18 años, y en particular los últimos 12, como años en que se ha gobernado con la misma mano "de largo plazo" que nos tiene exactamente igual de jodidos.

Por otro lado, cuando hablo del sexenio foxipanista, puntualizo lo que chingó por su propia mano (y hay que recordar que la "izquierda pedorra" no tenía mayor representatividad que un 18% del congreso, así que no veo cómo han podido tapar sus ideas progresistas y chingonas. Y sobre el tercer poder de la unión, pues bien sabemos que Mariano Azuela es gran carnal del ranchero con botas.

Y no es la responsabilidad de "todo". Solo la de PEMEX (ámbito ejecutivo), el IMSS (ámbito ejecutivo) y el manejo político (ámbito ejecutivo, tan bien llevado por Abascal). Ahí, mi querido petate, debes de admitir, Fox y sus esbirros no han hecho más que cagarla.

Brincos dieran de ser una derecha como la francesa, en donde por muy fuera del clóset que estén las facciones del país, todos saben y se sientan a negociar, y todo el mundo, de izquierda o derecha, traga y vive y sobrevive decentemente.

Así que ajustémonos a hablar de argumentos en lugar de etiquetas, ¿te late?.

Un saludo para ti también, aunque tenga la menor idea de quién seas.

Petate de petatiux dijo...

Xamiru,

Ok, te doy la razón en lo que respondes, pero dame la razón en una cosa: tus opiniones están sesgadas. Nada más.

Por otro lado, aunque digas que no tienes ni idea de qúién soy (que sabrias si pusieras más atención), quiero que sepas que te admiro. Neta.

Tu amigo:

Petate de Petatiux.

Remedios la Bella dijo...

Inteligente tanto como acido,¿sera el encanto?, Un Personaje.
Saludos

Anónimo dijo...

No mames

hugo dijo...

anoche cite este post con mis amigos de la prepa. en particular lo de la sociedad mexicana salida del coset tal como es, en todo su esplendor esquizofrenico. saludos y admiraciones

Rahvi dijo...

Tambien quisiera la izquierda mexicana ser como la europea, o mas bien eso lo quisieramos todos nosotros.
Fox es un pendejo, eso no creo que ni se discuta, pero ¿no es acaso un logro importante la trancision de hace 6 años?
Seguramente la mia no es una opinion popular, pero Zedillo no era tan mal presidente, yo honestamente ya no me acordaba de ningun sexenio en que no hubiera crisis (exacerbacion al menos) al terminar, eso y que le entrego el poder a Fox. Eso en mi opinion es algo importante

Xamiru dijo...

Rahvi:

La transición no fue obra de Fox. La transición fue obra de un gran porcentaje de mexicanos que optaron por el voto útil (incluyéndome, snif) para terminar con el anquilosado sistema priísta. La transición es buena en sí misma, y desgraciadamente, no significó en lo más mínimo alternancia. Sobre si Zedillo fue o no buen presidente tendría que decir que no fue tan malo. Prefirió quedar como un "prócer" de la democracia, que entregaría finalmente el poder del PRI, a quedar como un cerdo antidemocrático y fraudulento (como acabó quedando el pobre de Fox). Y no te lo creas: Fox no es tan pendejo como aparenta. Se hace pendejo mientras te chinga miles de millones de pesos de excedentes petroleros y contratos familiares.

En fin. No hay que olvidar que durante el sexenio Zedillista nos desmadró la crisis y además, murieron muchísimos activistas de izquierda y de derechos humanos. Asi que lindo lindo, no fue.

***

Petate: ¿Mis opiniones son sesgadas? Bueno, habría que partir del hecho de que las opiniones son, per sè, sesgadas. Nadie puede hablar objetivamente desde la subjetividad. Toda opinión tiene el sesgo de la subjetividad y eso, querido petate, es inalienable. Ahora, que si mi sesgo es de izquierda, seguro que sí. Pero también soy capaz de ver y mentar los vicios pendejos de la izquierda "pedorra", y lo hago recurrentemente en mis textos.

Tal vez lo que te enoja un poquitín es que pongo el dedo en la enorme llaga que tiene la derecha mexicana, que es, como diría normalmente, de petatiux.

Un saludo.

Remedios: Gracias por lo de inteligente y ácido. *Sonrojo*

la diferencia dijo...

Fox: pendejo pendejo, pero es Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Calderón:pendejo, ñoño y futuro
Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Xamiru:izquierdoso, eterno adolescente prófugo de la generación X que se alcoholiza en una fiesta "bien prendida" organizada por bloggers.

Blogger: teto, ñoño.

Alu Pineda dijo...

No había visitado tu blog. Es bueno.

Entre tu opinión hay mucho naturalismo, me gusta que plasmes tal cual las cosas. Aunque sin muchas referencias, entre las opiniones que he leído, y pensamientos de diversas cosas, tu blog me parece muy acertado.

Me gusta tu humor. Y sí... la izquierda logrará (y ha logrado) más de lo que esperan algunos. Como hasta ahora...

Un beso!