La linea que separa a un valiente de un cobarde está trazada con cinismo.

septiembre 07, 2008

¿Una idea cruel?

¿Y si amputamos a nuestros deportistas? Seguro sacan puras de oro, como los paralímpicos.

5 comentarios:

Sánchez Villa dijo...

El problema es que irían a los paralímpicos. Seguríamos igual en los olímpicos.

Plaqueta dijo...

Juar juar, nomás vengo tantito y ya ando "risa y risa".

Ya saca los mezcales gooooei.

carlosasecas dijo...

Sí, sí, sí (y con hacha mellada de cobre). Y a los directivos (al igual que a los políticos) amputarles la cabeza (ambas): al cabo ni la usan.

Yo, Vakero dijo...

uuuffff

Peter dijo...

jajaja, que culeros, chido el humor negro de éste blog.