La linea que separa a un valiente de un cobarde está trazada con cinismo.

agosto 30, 2008

Llámenme mierda...

Y es que en verdad, me vale madres.

Yo sigo sin entender un carajo de este lugar en el que vivo. Menos aún, a escasas horas de que 100 mil millones de pendejos se vistan de blanco para marchar en desprecio a la "inseguridad pública" de ese país en el que dicen vivir.

¿Y por qué es que me atrevo a ser llamado mierda? Porque, sencillamente, ni medio cabrón del que se decida a marchar mañana tiene la menor idea de lo que produce la inseguridad pública a nivel mundial. Son todos una bola de clasemierderos aterrorizados por el culto mediático, enfundados en su comodidad pequeñoburguesa y más autocomplaciente que el autor de este blog (lo cuál ya es decir mucho) y que se "solidarizan" con gente que en su putísima y regular vida se ha solidarizado con ellos.

Entonces portarán todos sus trajecitos color blanco clorox y sus velitas piteras, y marcharan, curiosamente, en la misma ciudad en la que repudian las marchas y toda expresión de protesta pública democrática. Claro, lo harán en "sábado", lo cual exime a muchos de la culpa de desquiciar absolutamente las vialidades, a pesar de que es justamente el "sábado" cuando el caos vial se presenta cínicamente todas las semanas. Y sin embargo, a todos ellos les parece "justo" protestar por el asesinato del pobre chico Martí, que -sin lugar a dudas- fue terrible y atroz. Lo que todos ellos desconocen es que el joven Martí es parte de una de las DECENAS de familias que controlan y hacen uso DISCRECIONAL de MAS DEL 60% del producto interno bruto de este país. Es decir: ese pequeño personaje, sin deberla ni temerla, fue objetivo de la delincuencia porque PODIA serlo. A diferencia de los cientos de miles de clasemierderos que marcharán mañana, indignados ante tales injusticias, mientras en ese mismo país en el que dicen vivir, hay 55 millones de pobres que se mueren por docenas todos los días -ya porque los picó un alacrán y no hay hospital en su pueblo, o ya porque no tuvieron una alimentación suficiente en todos sus años de vida- y, sin embargo, nadie marcha por ellos.

Lo que me resulta insultante de estas marchas burguesoides, y muy a pesar de considerarme un pequeñoburgués cualquiera, es que carecen de todo pudor. Porque la clase media escribe los relatos de la clase media, todo el tiempo. Y entonces, en el absoluto ejercicio del "si no lo veo, no existe", se atreven a rezongar por el simple hecho de que existen millones y millones de miserables capaces de matar y de infringir la ley por cantidades que a muchos les resultan irrisorias. Basta leer la portada de "La Prensa" (el periódico más leído de México, por cierto), para saber todos los días cómo es que un joven alienadísimo y pusilánime es capaz de matar a otro por menos de 100 dólares amercianos. Y sin embargo, a la "gente" que escribe el mass media le sigue pareciendo indignante el que "se atrevan a violentar la ley". ¿Cuál ley? ¿Cuál de todas? ¿La constitución política de los estamos sumidos mexicanos (sic)? ¿La misma que otorga derechos inalienables a una vida "digna" que sólo unos cuántos tenemos? ¿O acaso la ley orgánica de cualquier estado o región de la república, y que castiga el secuestro con "escasos" 60 años de prisión? ¿Y cuál va por encima de la otra? ¿Y quién marcha por el no cumplimiento de la primera y esencial?

Francamente me encuentro harto. Me repugnan las indignaciones artificiales y pendejas de toda esa estúpida carne de cañón que no comprende que la inseguridad es un problema directamente proporcional a la injusta distribución de la dignidad y el nivel mínimo de vida que todo ciudadano debiera merecer de a acuerdo al a constitución. Y me repugna todavía más que nadie marche más de dos veces por todos los muertos que no tienen un nombre ni una familia que aparezca en los medios. Muertos que ocurren a diario y que a nadie le importan. Y que son no más, pero tampoco menos que el pobre chico Martí, que tampoco merecía esa crueldad de parte de nadie. Pero que tampoco merecían una peor crueldad, peor porque esta ejercida desde su mismísimo estado soberano y protector, y que los ha abandonado desde mucho antes de que nacieran.

Me parece bien, en el fondo, todo lo que este asunto propone: Iluminemos México. Iluminémoslo pues, pero desde abajo hacia arriba. ¿O qué carajos esperan todos los que cómodamente pretenden mirar el mundo desde un pedestal que a nadie le corresponde? Pues justo lo que existe: Una sociedad podrida, llena de sicópatas capaces de matar por unos centavos o muchos millones de ellos. Un país de niños y jóvenes desatendidos por el progreso y que fácilmente son reclutables por el narco, la criminalidad o cualquier opción que no sea vender chicles en un semáforo en el que el 80% de los que pasan prefieren no sólo no comprarles nada, sino siquiera mirarlos a la cara.

Me repugna. Me repugna visceralmente toda esa indignación de pacotilla. Una indignación de cientos de miles de clasemierderos que van a salir mañana a las calles a "solidarizarse" con el chico Martí y todos sus semejantes (ricos) que han sido secuestrados por una panda de cabrones muy bien organizados. Y me repugna no porque me parezca detestable su solidaridad, sino porque es -al fin y al cabo- una solidaridad pendeja y absolutamente maniqueísta. Una solidaridad de "buenos" y "malos". Una en donde los "buenos" son todos esos pobres ricos que también lloran cuando la realidad les cobra su absoluto desdén por toda la gente que los ha hecho así de ricos, precisamente. Una solidaridad pusilánime y pendeja: digna del que cree que la movilidad social existe en este país, y que -algún día- "sus niños serán blanco" de esos malosos que no tienen razón de ser ni de hacer.

Abramos los ojos, con un carajo: Nunca esos "niños" clasemierderos serán el blanco de una banda como la que secuestró al niño Martí. Ni nunca los padres ni los abuelos de esos niños clasemierderos serán blanco de otra cosa que los millones de OTROS niños que, a falta de una educación digna, y una sensibilización pertinente, se dedican a robar y asaltar en las calles porque no conocen otra cosa mejor para salir del hambre que les tiene sometidos.

Entendámoslo de una puta vez: La miseria obligatoria es también violencia. Y es, sin duda, una de sus manifestaciones más peligrosas. No puedes ser la decimoprimera economía del mundo mientras ostentas a 60 millones de pobres que no saben ni les importa si el petroleo se privatiza o no. No puedes ser el "undécimo" país menos pobre del mundo (de entre doscientos y tantos), y luego sentirte afligido porque uno de esos 90 millones de desafortunados jodidos decidió, en la desesperación o en la simple hijodeputez, tratar de sacarte provecho. Y, por último, no puedes marchar con tu velita en mano y tu trajecito new age en turno, si lo único que haces es tenerles miedo a todos esos jodidos por los que tu vida de migajas es la que es. O les haces caso o soportas las consecuencias.

Y si lo que quieres es que no haya más consecuencias, entonces comienza por atacar el problema de raíz. Lucha contra la desigualdad y contra la inequidad absoluta del país que dices amar cada 15 de septiembre. Lucha contra ti mismo y tu capacidad de hacerte pendejo. Lucha contra la voracidad y la ambición y reclámale a esos mismos 60 padres de familia indignados que viven en una de las riquezas más insultantes del planeta, en lugar de marchar a su lado y pedirles a los hambrientos que no te coman.

Y si no piensas hacerlo, y si de verdad crees que una velita y una semana en el noticiario de Carlitos Loret harán la diferencia, pues cómprate un búnker y espera lo peor. Porque de seguir así las cosas, eso es lo que a todos nos espera.

Y llámenme mierda: pero es la verdad.

27 comentarios:

controlzape dijo...

Pues ya somos dos mierdas. Yo no habría expresado mejor la inutilidad de esta marcha.

Saludotes.

Mar dijo...

Somos un montón de mierdas, lo que pasa es que no nos pusimos de acuerdo para hacer que todos nos vieran despotricar contra el montón de pendejos que salieron hoy a la calle.
Por eso te quiero porque deveritas que eres retebueno en eso de mentar madres con razón y elegancia.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Yo soy retepobre y una vez casi me violan en un microbus, y nadie hizo nada. El tipo con la pija de fuera, yo empujandolo y los demas enojandose porque les incomodaba que el tipejo casi se cae y los jalaba del brazo.
Tambien fui asaltada en el guorldtreidcenter cuando estaba entregando unos volantes, y una vez en mi trabajo me trajeron pa'rriba y pa'bajo con el filero en la espalda.

Una vez en el 2001 llame a la policia porque en mi barrio de tristeza un vecino le estaba partiendo la cara a su mujer, y hoy es el dia que no han llegado.

Los que pudieran trabajar por un sistema de seguridad y policia mas eficiente y menos corrupto para que todo eso no le pase a don nadies como yo, van a estar en un asado en el jardin de su mansion, viendo la marcha por algun sistema de cable, y riendose de los que se desmayan y se caen, o se ponen a pelearse con el que va al lado porque le quemo el pelo con su pinchi velita.

Cazador de Tatuajes dijo...

♫Tres mierdecitas se columpiaban, sobre un post encabronado.♫

Cabrón, despues de tu atinada perorata, borré lo que estaba escribiendo acerca de la marcha de blanco. Mejor ahorro tinta y me adhiero a cada sílaba escrita por tí.

chilangelina dijo...

Chapeau.

S.S dijo...

Hey Marmota,
Creo que no pude haberlo dicho mejor yo. Aunque tal vez de manera más elegante y con más faltas de ortografía sí. La pobreza no es un problema en si, una metafora símilar a "lo que mata no es el tren, es la velocidad". A pesar de esto, si creo que todos tenemos la elección.
Decir:"Son pobres; tienen derecho a meternos el pito en el ano a todos los que no lo somos" es algo cómodo para decir, ya que tristemente no hay criminales pobres únicamente, de hecho (y ironícamente) todas las redes criminales organizadas copian el modelo empresarial capitalista, en otras palabras es un negocio, con un producto, una cuota, un fin, un cliente obligatorio y una moralidad, pero sin razón social... mas debo aceptar que estaría increíble pedirle factura a un asaltante. Siguiendo este modelo, hay una junta de jefes máximos(los tigres del norte nos mintieron, no hay un jefe de jefes señores) un grupo reducido de jefes mediano-alto, un grupo un poco mayor de jefes medianos-bajo, un grupo cabrón de gerentes, y un montón de pendejos. He ahí el nombre de "Crimen organizado". Hasta abajo hay un montón de perros ignorantes que realmente están ahí por falta de opciones, los demás lo elijen. Lo que quiero decir es que no hay victimas. Todos tenemos la opción de ser un ser el que el hijo de puta o la puta. Es fácil decir "todo es culpa del gobierno", sí, todo es culpa del gobierno, pero es un gobierno que nosotros elegimos o dejamos que subiera al poder. En fin. Notas un buen punto, el 70% de la riqueza de este país, manejada por unas 50 familias, contra el otro 60% del país que vive en extrema pobreza, la inseguridad es la forma en que esta ecuación se balancea.

Profana dijo...

La miseria obligatoria también es violencia. Lo dijiste todo!

y claro que tampoco hubiese ido jamás a la dichosa marchita esa...

Anónimo dijo...

Pues si

M`hija dijo...

Supongo que el insistente uso de maldiciones está en proporcion a la impotencia que te produjo la marcha o el motivo que la originó que fué que la familia de este chico tiene los medios para hacerla de tos,y de que talvez así ganarias más adeptos, aún cuando es buenisimo tu comentario y estoy de acuerdo con el 80%, creo que lo más importante saber que piensas hacer tú para el cambio que necesitamos, porque si entendí bien,dices que el cambio debe venir de cada uno de nosotros y no creo que criticando e insultando a los demás hagas la diferencia. Y por si estás pensando que asisti, no fué así, porque como tu no creo que esas marchas sirvan de nada y tambien soy "clasemierda", que si me llegara a pasar lo mismo, mi familia estaría en gran desvenjata y seguramente pasaría a mejor vida sin que pasara en el programa de Carlitos,porque los ingresos de mi familia son solo para sobrevivir como el es caso de la mayoria de los mexicanos. Asi que tal vez te valdria más hacer un proyecto que provoque la curiosidad de los que se encargan de la seguridad o de los que organizan marchas y quitarle esa cosa inutil que te irrita tanto, porque es claro que eres alguien a quien le gira la piedra.

the drop dijo...

Pobres, ricos, clasemedieros, famosos o anonimos... Es la misma mierda!!

Las marchas, los movimientos no sirven de absolutamente nada si seguimos considerandonos parte de una "sociedad" que no nos corresponde. Somos lo suficientemente pendejos como para sentirse "solidarios" de un grupo de gente que ni conocemos... y no hablo de los secuestrados, hablo de todos, hablo de considerarse parte de un pais, de una nacion, de un pueblo, de una cultura, como si fuera nuestra caracteristica principal y primordial!!!

Antes de denunciar las mentiras que nos cuentan y las hijoputeces que padecemos deberiamos primero vernos al espejo un momento!!!!!!

Quienes somos para reclamar grandes cosas de gente que ni conocemos cuando tragamos mierda todos los dias, justificandolo con hartos argumentos muy habiles pero al fin y al cabo, no deja de ser meramente retorico!!!!

Quienes somos para reclamar dignidad para todos cuando no somos capaces de serlo de manera individual???

Quienes somos para pedir paz y amor cuando no somos capaces de amar el fenomeno de vida que nos anima el cuerpo????

Quienes somos para pedir consciencia cuando la inconsciencia total rige nuestro cotidiano??????????????

Quienes somos para pedir iluminacion cuando somos uno y cada quien de nosotros va por la vida sin tener siquiera idea de donde se encuentra el switch????????!!!!!!!!

Seamos honestos y no le pidamos nada a nadie que nosotros no nos podamos dar a nosotros mismo y dejemonos de mamadas por el amor de dios!!!!!!!!!!

Tambien soy una mierda como todos, pero reconocerlo tiene que ser mucho mas que pura retorica falsamente humildista e hipocrita!!!!!!

pd: Humildista, adj, de humildismo: tendencia a proclamar la humildad con fines de glorificacion posterior. Palabra recientemente inventada.

Dr. X dijo...

Vaya, confieso que me sorprendió leer tan explícito comentario sobre tan asquerosa expresión de manipulación!! Señor, saludos y buen punto!!

Sánchez Villa dijo...

Va, cabrón. Tienes toda la razón. Esto no lo pongo para que lo publiques, sino para que lo sepas tú: sé, finalmente, qué era lo odioso de mi discurso hace dos y tres años.

Tú lo resumiste: esa farsa clasemediera de solidarizarse con quien jamás lo haría con ellos.

Sin duda es parte del esnobismo clasemediero propio de esa clase inquieta que, cuando el país necesita a todos, ellos prefieren llorar pensando en que merecen estar en otro país, pero que cuando los privilegios chaqueteros (una sirvienta, vivir a crédito, tener una pantalla de plasma) exigen ser sacrificados, sacan a flote su nacionalismo panfletero y ramplón.

Sánchez Villa dijo...

Sólo quiero agregar que esta frase pudo acabar de darle en la madre a los clasemedieros, desde la misma óptica, pero siendo más culera:

"Una solidaridad pusilánime y pendeja: digna del que cree que la movilidad social existe en este país, y que -algún día- 'sus niños serán blanco' de esos malosos que no tienen razón de ser ni de hacer."

"Una solidaridad esnobista y pendeja: digna del que espera ser considerado algo más que nada en éste país, del que quiere que se le vea junto con los ricos y no con los jodidos, del que busca ver con estiramiento por encima del hombro a los demás, esperando que algún día sus niños -o los niños de sus niños,- puedan llegar a ser blanco de esos malosos que no tienen razón de ser ni de hacer".

tormentas dijo...

no soy partidario de la llamada vía de la "sociedad civil" (el llamado "humanismo político" o republicanismo clásico)

sin embargo encuentro poco útil la crítica del doctor marmota, me parece emotiva y moralista

lo equitativo es una propiedad que emerge en ciertas condiciones habrá mil y un modos de que emerja (yo como socialdemócrata le apuesto a los impuestos altos y al wellfare state), pero rezumar indignación contra los millonarios me parece en el mejor de los casos simplón

por otro lado, que la causa principal de la delincuencia sea la desigualdad social no es más que un mito

el estado de derecho, el "monopolio legítimo de la violencia", el riesgo-país, no son puras mamadas de la derecha, son cosas reales que inciden en el desarrollo económico de un país y que están correlacionadas con el índice de mortalidad infantil y otra serie de cosas que nos importan

(y además ¿por qúe habría de ser frívola la preocupación por la corrupción e ineficiencia en el sistema policial?)

que un grupo demográfico se indigne por los crímenes violentos y que permanezca indiferente a la justicia social son dos cosas que no tienen nada que ver, lo primero -aunque de interés egoísta- es respetable, lo segundo es lo verdaderamente inmoral

podemos burlarnos de las fobias de la clase media manipulada por los medios, pero la verdad lo encuentro trivial y poco interesante (quizá incluso injusto) en comparación a leer los trabajos sobre desarrollo económico de amartya sen o discutir cómo financiar un sistema de salud universal

si la marcha fue inutil, esta crítica lo es tanto o más

-saludos

Anónimo dijo...

100 mil millones ...estas bien pendejo...jojojojojojojo

el de la barra... dijo...

Totalmente palacio... digo de acuerdo.

No es necesario agregar más.

Adolfo dijo...

Excelente post, me identifico con tu manera de ver las cosas!!! Y pido permiso para poner tu post en mi blog, www.sabemaseldiablo.com.

sirako dijo...

hay que hacer una marcha contra la marcha, prendemos velitas igual y todo el pedo y decimos "queremos hacer esta marcha para que la marcha de aquella vez nunca haya pasado"

Lucía Malvido dijo...

En esta semana me lleqaron miles de cadenas, advertencias, en las noticias de Carlitos, en la radio. En resumidas cuentas todo este amarillismo bullshit decía que el facebook mató a este niño Martí.
Háganme el chingado favor. Bueno, en primer lugar yo también respeto al compadre Martí, por los derechos humanos y punto, nadie debería morir de esa manera, pero por otro lado ¿Y a mí qué? Es decir... ¿De verdad alguien querría secuestrarme? ¿Qué clase de pendejo de mi "estatus" puede creer que el crimen organizado, si en verdad es tal, cometería el grave error de secuestrar a alguien como yo? Por Dios. Llevo tres semanas rellenando mi billetera con veinte pesos diarios. Terminé la preparatoria y un diplomado y pertenezco a una familia de profesionales que lo perdieron todo cuendo el salinazo. No tenemos trabajo y si tenemos nos contratan por detrás de la nómina por dos mil varos al mes (1,400 pesos menos que el sueldo mínimo) en un trabajo de pseudo ocho horas diarias que se convierten en diez o doce para el que tienes que gastar un promedio de diez pesos diarios para ir hasta él y volver a tu casa... eso sin contar que deberías comerte auqnue sea un paqeuete de galletas emperador de a cinco pesos que coprarás al ambulante porque en el seven cuestan uno cincuenta más caras. Podría seguir. Lo que quiero decir es que la gente que está marchando por la inseguridad lo único que está haciendo es apoyar a los señores que llevan los apellidos del voraz capitalismo neoliberal. ¿Y los de la clase trabajadora? Nos estamos verdaderamente hundiendo en la mierda y a los que les deberíamos de ir a reclamar es a los sujetos estos, porque sus hijos no tienen que salir a buscar trabajo porque si lo quieren, lo tienen y si no quieren trabajar eso por tres o cuatro generaciones vale madres. Se quejan de la inseguridad cuando manejan camionetas bmw portando relojes cartier que se ven brillar desde detrás del blindaje polarizado. Todo este pedo que se armó acerca del Facebook y demás redes... ¿Nos damos cuenta de la manera tan ridícula de inyectar información patito? En cuántas casas de este país, a la hora de la cena no habrá habido alguna mamá que se las tuvo que arreglar para llegar al final de la quincena, diciéndole a sus hijos, unos gueyes como yo... hijo, ten cuidad con eso. Te pueden secuestrar, pueden saber todo de tí. ¿De mí? Puta madre... Qué más nos pueden quitar. Si el crimen organizado es uno de los engranes mejor engrasados del funcionamiento de esta cosa hambrienta. ¿No funciona igual vender cocaína o armas o petróleo o telefonía celular? Es lo mismo compadres. No salía por ahí Calderón en unas fotitos abrazando a unos cabrones que resultaron estar imbiscuídos en el pedo de la pornografía infantil, las maquiladoras????...
Ya basta por favor. ¿Que qué vamos a hacer preguntó por ahí una comentadora de esta sección? Pues yo hago lo que puedo mi reina. Tú también. No le robo a nadie y nadie me roba a mí, al menos nadie que esté considerado públicamente como un criminal.
Y los impuestos???? ándale putos. Tomen su IETU y marchen contra la inseguridad. Total, tu bmw la puedes deducir como gasto de tu empresa o lavarla ahí con tus cuates...
Conservaré mi cuenta de Facebook sabiendo que los que me meten el dedo por el culo no son a los que nos referimos cuando hablamos acerca de la inseguridad y firmaré mi recibo de honorarios por 2000 pesos mensuales menos el IVA, menos el IETU.
¿Alguien sabe de alguna chamba? Cuido bebés, hago correción y redacción, instalación eléctrica, mantenimiento. Ahí me avisan ¿No?

Lu =)!

Anónimo dijo...

Vivo en Michoacán y aquí secuestran parientes de taxistas, al hijo del de la "tiendita de la esquina" por $50,000. Como los consiguen? pues rascándole a toda la familia, vendiendo el auto que por fin terminaron de pagar. No se trata sólo del niño Martí, se trata que aun la gente que vivimos al día tenemos miedo de recibir una llamada amenazándote. La semana pasada una amiga, el hijo de un profesor, mi tío que trabaja todo el pinche día. Estoy de acuerdo, es problema de fondo, nada soluciona una marcha pero el punto es que no sólo los ricos, como tú dices, tienen miedo, aquí todos estamos viviendo con temor. Triste. Saludos, me gusta como escribes.

J. Antonio S. C. dijo...

AMEN...
sin mas que agregar estoy de acuerdo...

yo no voy a esas pinches marchas organizadas por los de arriba, organizadas en su calendario.
ah por cierto, hay que aclararle a toda esa gente, que una marcha no soluciona NADA.

es para hacer conciencia, y organizarse.
me gustaria saber que va a hacer toda esa gente despues...

les vale madre! desgraciadamente, puesto que ya calmaron un poco el cargo de conciencia social que traen cargando por no hacer nada... por este país que cada dia esta mas de la chingada.

Perro Laico dijo...

Es roconfortante leerte. Si estuviera en mi poder, te daría espacio para que expongas esto aunque sea con Loret y en la Prensa.

Yo, Vakero dijo...

pero cómo ha vendido... que mamadas.


saludos, buen post.

blues con cerveza dijo...

El secuestro es una forma de terrorismo que se ha apoderado de nuestro país, nos da miedo a todos y todos somos "secuestrables" lo queramos o no, porque hay gente tan mierda que no respeta una vida o la dignidad de una persona por 10mil pinches pesos.
Los medios se han hecho cargo de expandir ese reino de terror gracias a sus noticieros amarillistas de medio dia para los pobres, y a media noche para los ricos son otras historias(porque como los obreros nos tenemos que levantar muy temprano, no nos da tiempo de ver a Adela o al imbécil otro de lentes y cuando está el pendejo fresita junior insoportable de Loret de Mola en la tele ya estamos trabajando). Ahí se solidarizan, se indignan, y hasta son capaces de ridiculizar a los "diferentes", sólo porque se sienten capaces y dueños de los medios. Ellos conocen la verdad y la manipulan a su antojo.
En fin, sufrimos la peor clase de discriminación en nuestro país: la de ser pobres.
No tenemos derecho ni siquiera a los noticieros, no se habla de nosotros para nosotros, sino como esa "otra realidad", cuando son los ricos la "otra realidad" porque ellos son minoría.
Y no se trata de diferenciar porque caemos en el cuento de nunca acabar. TODOS somos suceptibles del terrorismo llamado secuestro, y TODOS merecemos justicia, TODOS merecemos que se nos de atención a nuestro caso, TODOS merecemos un trato digno Y TODOS debemos poner nuestra parte.
Héctor

El hijo del Ahuizote dijo...

¿a qué hora empieza la revolución?

carlosasecas dijo...

Por eso, ese día me fui a escuchar el verdadero informe de gobierno: el concierto de Óscar Chávez, donde les tiró durísimo (fino pero contundente) a todos esos mierderos y a los políticos de ídem.
Un abrazo y, qué le puedo decir al respecto sobre lo que uno debe hacer: trabajé 8 años con la guerrilla y ahora me dedico a editar libros: siento (para mí, decisión muy personal) que eso puede ayudar un poquito a quitarnos tanta y tamaña pendejada: dar las herramientas para pensar.

Anónimo dijo...

i dime d q sirvio la pinche marcha de blanco en morelia????
mui buen texto, neta q casi lloro