La linea que separa a un valiente de un cobarde está trazada con cinismo.

julio 16, 2008

Manifiesto del País de las Horas Nalga (Good bye, Santa Fe)

1. Pensar no es lo importante. Es pensar que piensas. Piénsalo bien.

2. Tu nivel de inteligencia siempre será directamente proporcional a la cantidad de anglicismos que domines, o a lo ridículamente forzado que los pronuncies. Procura escupir un poquitito siempre.

3. Es importante ser creativo, proactivo, asertivo y tener, sobre todas esas cosas, una impecable higiene personal. Si puedes añadir unas tetas postizas o un traje que valga más que la colegiatura de tus hijos, entonces olvida todo lo demás.


4. Es importante trabajar duro. Pero es más importante sentarse de 8 a 5, con una hora de comida, en posición erguida y con la mirada inmersa en un monitor de 15 pulgadas, mientras tecleas frenéticamente “jajajaja” en el Messenger, para que parezca que escribes algo.


5. Deberás compensar cualquier defecto intelectual con la frase "En mis experiencias anteriores, que fueron muy exitosas..." Recuerda, la autocrítica no existe. Todo eso es pura negatividad y mirar el pasado. Aquí se trata de “next”.


6. Usarás un traje o un traje sastre, nada de Suburbia, de Sears pa'rriba, y te peinarás con gel o con mousse, aunque nadie te lo pida.


7. Te sentirás exitoso sólo por cumplir el punto número 6, sin importar que tu sueldo no compense tus responsabilidades. Recuerda: tu jefe siempre tiene más tarjetas de crédito que pagar.


8. Si eres personal de base, deberás sonreír ante cualquier eventualidad y tener una "actitud de servil-cio".


9. Si eres un mando medio, habrás de humillar a tu personal de base cada una de las vecs que tu jefe te humille a ti. Recuerda: de eso se trata la cadena de mando.


10. Si eres jefe, deberás inculcar en tus mandos medios la importancia de su liderazgo para evitar a toda costa el tuyo. Recuerda: tu chamba es cagarlos, tener un baño privado y cumplir con las horas nalga siempre que no sea la hora de "venta mata junta".


11. Trabajarás preferentemente en una zona de la ciudad en la que no se vean otros pobres que no seas tú mismo, que -por otro lado- estarás tan bien vestido que ni lo notarás.


12. Encontrarás siempre una manera de utilizar messengers clandestinos, antes que supeditarte a las restricciones de tu oficina. Si no lo consigues, te harás amigo de los lacayos de sistemas, que son tal como tú, y que luego de unas copas gratis te dejarán hacer y deshacer.


13. Recuerda: Debes pensar en BULLETS. El mundo está hecho de BULLETS. Siempre BULLETS. Eso si quieres ser un "plomazo" como todos tus compañeros.


14. Toda persona capaz de escribir un mail con puntos, comas, o peor aún: ¡punto y coma! deberá ser considerada como un ente peligroso y jamás habrás de contestarle los buenos días o responder a sus correos con más de una línea.


15. Tus correos, por otro lado, deberán escribirsesinpuntosnicomasypreferentementeconfaltasdehortografíajarrafales.


16. Toda persona que pueda escribir un texto con más de dos parrafos estará atentando contra la productividad. Recuerda: leer es improductivo porque quita tiempo. Acude inmediatamente con tus superiores y repórtalo.


17. Socializa sólo con tus iguales. O sea, contigo mismo.


18. Amarás las juntas por sobre todas las cosas. Las juntas son la medida de tu éxito, tu productividad y tu desempeño laboral. Mientras más juntas tengas, más parecerá que logras algo.


19. Sólo algunos elegidos pueden pasar de las juntas a los "cronogramas". Si eres uno de ellos, recuérdalo bien: Usa muchos colores, planifícalo todo. Arma muy bien tu análisis de procesos: Cada tarea que programes está ahí para que alguien le dé en la madre, no la cumpla o se la pase por los huevos. O para que en la próxima "junta" se modifique.


20. Conoce la actitud, el look, aprende un poco de mercadotecnia de los 90, impresiona a tus superiores con palabras como "negocía" "diferencía" y "branding". Recuerda: NO existen verbos que no lleven acento ficticio, en la última sílaba, que no se lleven perfectamente con un anglicismo que nadie sabe qué significa en realidad, pero que todos alaban como palabra mágica. ("Singuí-ung-tumi")


21. Recuerda. Estás en camino de convertirte en ejecutivo. Usas traje, te esfuerzas por verte bien, hablas con respeto a tus patrones y con desdén a tus subalternos. Estás a punto. Vas a llegar al éxito, algún día, y comerás y cenarás en las fiestas y banquetes que sólo unos cuántos disfrutan. Participarás de los burdeles itinerantes que el vicepresidente ejecutivo junior prepara para su círculo sagrado. Estás a punto. Sólo recuérdalo, recuérdalo, recuérdalo siempre.

22. Si por algún motivo eres despedido, renuncias, o eres elegido para un recorte de personal, "conserva la calma". Nunca tengas un exabrupto en las juntas, nunca lleves un rifle de asalto a la oficina. Mantén tu cara ejecutiva. Llega a tu último día. Recoge tu última quincena y luego escribe un mail con el siguiente machote:


"A todos los que me conosen o no me conosieron quiero darlse las grasias pro habberme ayudado a crecer en este ultimo año de travajo en el que aprendi muchas cosas y siempre gosé del apollo de mis compañeros. A Caro le agradesco que me haiga traido aqui y pues todo su profecionalismo y pues espero encontrarnos en el futuro. A Jorge muchisisisissimas grasias y pues a todos los demas mucha suertee en sus proyectos presonales.

LEs dejo mi correo personal para que no perdamos contacto:

sumisopendejo@sinremedio.com"

6 comentarios:

Sánchez Villa dijo...

Verga. Un chingo sin comentarte. Casi un año sin tener que ir a Santa Fe. Y tienes razón.

controlzape dijo...

sumisopendejo@sinremedio.com

JAjajaja. Que chido cierre de post.

Perro Laico dijo...

Concuerdo!

La autocrítica está pro-hi-bi-da.

Este es un manifiesto que también usan en la BMV. Sólo que nadie usa gel porque eso es para yuppies noventeros y ya no es "state of art". Además, ¿parecer junior? Nadie quiere verse poco profesional.

Tampoco puedes pronunciar 5 ideas seguidas, no quieres monopolizar la conversación. Y si por alguna causa llegas a 3 frases al hilo, es im-po-si-ble que no incluyas la frase "al final del día".

Es un deber expresarte con groserías y frases innecesarias en las juntas importantes, demuestra tu jerarquía.

Nunca atiendas una llamada, aprende a diferenciar lo urgente de lo importante. Que te busquen.

No podemos olvidar la cultura del wellness. Si no vas al spa o al club mínimo una vez al mes estarás fuera. Pero si vas 3 eres un metrosexual y no te doy los buenos días. Si vas 4 eres gay y mejor te evito en el elevador o sube por las escaleras de servicio porque nos das pena.

Si te conviertes en vegetariano porque tu esposa "te jaló", divúlgalo y despliégalo, que todos sean igual que tú, sálvalos de sus míseras vidas carnívoras o kosher a como de lugar.

Envía confirmaciones de lectura de emails de alta prioridad aunque nunca los leas. Eso es importante.

Cuando no haya más remedio que emitir una palabra en español, hazlo en diminutivo y procura eliminar las últimas vocales: "poquit", "tantit", "taquit", "important", etc. Escupir es inevitable y muy natural.

Alfredo Mora dijo...

Amigazo, iba a comentarte cagándome de la risa solidariamente. Pero el pendejo de Sanchez Villa ya vino a cagar tu gran post con un comentario pendejo. Como siempre.

saludos

Sánchez Villa dijo...

Mmmm... No esperaba que mi buena voluntad hiciera que esto se pusiera tan personal. En fin.

Michael, the kid dijo...

jajajajajaja no manches chavo, es el vivo retrato de esta sociedad... maldita suciedad pendeja que odio tanto. Saludos