La linea que separa a un valiente de un cobarde está trazada con cinismo.

agosto 30, 2006

La gran salida (del clóset) y los Náufragos del Petate Volador

Sí, padre. Perdónalos. Pintan a Cristo Guevara en los basureros de la Roma.

***

Sin mucho más que decir de la bloggerfète, salvo que quedé semicurado de mi cruda alcohólica y moral, y que me la pasé muy bien hasta las 4 de la mañana con los blogueros y hasta las 10 de la mañana con otros cuates aledaños, entraré de nuevo en mis vertientes politicosas y azotadas:


El saldo del sexenio foxipanista es, a todas luces, un México envuelto en el caos y la división más marcada de su historia reciente. Como todo una pareja adoradora de Maximiliano, el emperador (de las hormigas rojas), Don Vicente Fox y su señora Zipizape lograron, sin mayor esfuerzo, destruir muchas de las pocas cosas (sic) que el PRI había dejado medio bien hechas:

1) El seguro social al borde de la quiebra técnica. Nadie sabe cómo va a aguantar el país cuando haya que seguir pagando pensiones absurdas como las que el presidente no-populista no supo tumbar o renegociar. Hospitales en decadencia. Millones de ciudadanos obligados a pagar (otra vez) un "seguro popular" que no es más que volver a erogar micro-impuestos que todos los días, con cada chicle, ya le estamos patrocinando a estos usureros.

2) PEMEX, nuestra "gran" paraestatal. Nuestra fuente de ingresos. La caja chica de los poderosos y los líderes sindicales: Desfalcado en pleno contubernio prianista (cosa de la que tampoco se ha vuelto a decir palabra), y con reservas que nos durarán, de acuerdo a las proyecciones, unos 15 años cuando mucho. Eso sí: seguimos produciendo y vendiendo petróleo (este año más que nunca), a precios inusitados y sin que nadie vea un centavo de esos dividendos. ¿Dónde está el dinero? ¿Tendrá que ver el año de Hidalgo? Una más para la cuenta de los políticos "inteligentes y con visión de futuro", o que así se autopromueven desde la derecha.

3) El pacto social: Nunca un presidente le declaró la guerra a un jefe de gobierno y a un sector de la sociedad como lo hizo Fox en este sexenio. Una vez que ha quedado demostrado el complot y el interés de Diego, Fox y el resto del PAN por tumbar a AMLO, lo que finalmente lograron, lo único que habría que preguntarles es si pensaron en las consecuencias. EL clientelismo político del PRD y el enardecimiento de la sociedad nos tienene aquí, en pleno final de agosto, con un país en llamas en el que la gente le llama "naco" e "indio" a todo aquel que se ostente de izquierda, así como se les llama "ricos" y "ladrones" a todos los de derecha. Lo cierto es que los amigos se van haciendo menos y se respira un clima de desprecio colectivo como nunca antes. Todo por llevar una guerra mediática y política hasta los límites de lo insensato y no preocuparse por la retaliación del oponente: Era evidente que AMLO y el PRD recurrirían a estos métodos clientelares y setenteros. Ellos no me preocupan. Me preocupan los millones que están encabronados en esa trinchera y los otros millones que los miran con un asco y un desprecio que no tiene razón de ser.

4) La gobernabilidad: Parece que FeliFox no ha considerado en ningún momento la viabilidad de gobernar el próximo sexenio. Con esa limitadísima visión de largo plazo que tienen los políticos mexicanos, en general, y los panistas, en particular, todo sigue rigiéndose en intervalos de una o dos semanas. Parece que creen que de verdad así se logrará sofocar el problema, y que cuando Felipe tome protesta en diciembre ya nadie va a brincar o buscar el conflicto. Parece que creen que lo "justo" es que los demás debieran "callarse la boca". Y es tan preocupante como escuchar a la gente de este país soñar con que "maten a todos esos pendejos del PRD". Seguimos en la era de las cavernas, pero ahora con internet inalámbrico y libertad de decir pendejadas. Eso es todavía más preocupante si se considera que el recién instaurado Congreso va a convertirse en un verdadero palenque permanente y que todo eso, aunado a la imposibilidad de llevar un proyecto de país, nos va a tener en el hoyo por los próximos 6 años.

***

Pero de entre todo lo que ya echó a perder el buen Fox, con la ayuda voluntaria o involuntaria de los medios, del propio AMLO y del Gutierritos Calderón -nuestro próximo presiñoño- debemos de ver el lado positivo, y cantar junto a la cruz de Brian, en la cima del monte: "Look on the bright si-ide of life...". Y lo mejor que ha pasado es que México finalmente salió del clóset. México se sentó en la cena familiar, en la cena de las naciones, y gritó a los cuatro vientos su esquizofrenia y su lucha interna por ser quien en realidad ha sido siempre: Un país bífido, dicotómico y alucinantemente polarizado. No más tiempos donde la máquina auto-represiva del PRI nos tenía oscilando entre el "sí soy pero no soy". No más tiempos en los que no éramos ni Vicente Fernández ni, erm, Vicente Fernández. Somos el Chente machín culero y el Chente jotolón de bulería. Somos dos Méxicos y, finalmente, nos hemos asumido, a punta de "madrazos" (sic) como tales. Ya no hay postura falsamente racional y moderada (nunca la hubo). Somos el México de los 500 años de dominación de un grupo sobre otro y en el que, por motivos más ideológicos y comodinos que raciales y económicos, cada quien está tomando su lado.

Y en la tercera vía, la nueva tercera vía, estamos unos poquitos: los que nos reímos amargamente de todo lo que sucede y esperamos que este caos nos brinde, aunque sea, un poco más de insana diversión, y que la gente que tiene hambre encuentre cómo saciarla sin matar a nadie. Y que los que tienen la alacena repleta de gansitos no se escuden en la fuerza y el poder para perpetuar su latrocinio.

***

Y qué mayor diversión amargosa que la que los medios nos proveen al seguir -cual si fueran la reencarnación de nuestros padres fundadores- a los nuevos héroes inter-nacionales: los Náufragos de Petatiux.

En principio, cuando leí una nota preliminar en El Universal, me impresionó mucho la historia y aunque mi garganta tosió un poco pensando lo poco factible que resultaba el asunto, preferí darles el beneficio de la duda y esperar a saber un poco más de la historia (algo así como en "Sobreviví" de Discovery Channel, o algún canal monotemático como ese). Cuál sería mi sorpresa al ver a los Iron-Men que regresaron a México, intactos, fuertes, lozanos y con plena verbigracia. Uno que esperaba ver un hilacho de pescadorcillo, perdido en altamar por 9 meses y no, resulta que tenemos a tres gigantones, hasta guapos como dice el buen Hugo, y que sobrevivieron su travesía monumental al cobijo de la lluvia y los "peces voladores" entre otros animales fantásticos dignos de un Aleph de "Borgues". Cuál chupacabras, cuál mataviejitas: La oficina de apendejamiento social de presidencia se inventó una mamada digna de Katy la Oruga.

Mi propuesta: Todos los que estamos cansados de este México surreal y que queramos sobrevivir otros seis años, con el plus de hacernos bien famosos, lancémonos en una panguita hasta las Islas Marshall. No hay mucho pedo y las oportunidades de negocios abundan: Podemos crear el primer barco fábrica de peces-voladores, con alto contenido en omega3 y supervitaminas aun desconocidas. Podemos pedirle a Discovery o NatGeo que nos sponsoreen la aventura de supervivencia y que documenten nuestra infalible danza de la lluvia (misma que le compraremos a los pescadores). Luego podemos vender los pasitos en comunidades cercanas al Sahara, el Gobi o de perdida, el pinche desierto en Zacatecas o Arizona. Hasta en Medio Oriente podríamos crear nuevos estados fértiles donde hoy sólo hay mugre. Dios, las posibilidades son ilimitadas. No olviden su red para mariposas (a los peces voladores no se les atrapa de otra forma).

***

En fin. Este miércoles pinta. Mi garganta anda desahuciada por la bloggerfète y sus vicisitudes, pero me la sigo pasando bien. A como dé lugar (¿Hay de otra?).


¡Salud!

agosto 27, 2006

Desde el sarcófago...

La bloggerfete todo un éxito.

Buena y barata cerveza. Mucho reencuentro simpático. Nuevos bloguiamiguis con la cara desencajada por el alcohol. Hugo tan simpático como siempre. Plaqueta en el lugar de honor. Faridee y yo platicucheando en una esquina del bar. Rafael Escalante muy polite y buen pedo, aunque no nos llevó a Sánchez Villa (hubiera estado divertida la madrina), Mario llegando tarde, Sofía rebuen pedo, y docenas y docenas de otros blogueritos de incógnito que espiaban desde las mesas aledañas como pa ver quién era quién o qué o cómo. Gran evento social.

Claro, con sus consecuencias. Una cruda descomunal, un borrón de cassette muy conveniente, muchas sorpresitas simpáticas pero, finalmente, un buen sabor de boca, ja.

Grandioso evento.

Sugerencias futuras:
Pasar lista (como pa saber quién jue y de qué blog se ostentaba dueño -digo, nomás por leer blogs nuevos, no pa reservarse el derecho de admisión).
Beber más. Si así estuvo con poquito, no me imagino con mucho, oohhh si.
Incluir bailarines y bailarinas exóticos y exóticas o eventos "de medio tiempo"
Una locación más grande (estaba aperradísimo)
La misma dotación de sonrisa, carcajada y buen pedo.

Ah, qué bello es beber bien acompañado, snif.


Mientras, regreso al sarcófago. Pensaré qué demonios acabaré escribiendo esta semana que ha tenido tanta ligereza incluida. Lidiaré con mi incipiente culpita y con la sonrisita picaresca que me ataca cuando trato de hacer el flashback completo. Ah, qué caray. Si la gente se llevara así en la vida real, juar!.

Y nadie quiso contestar: ¿Qué será más real, quién será más real, dónde se es más real: En el bló o en la vidaencarneyhueso?

Sepa. Mientras, a dormir. Esta crudita etílica y moral me tiene de buenas, extrañamente.


P.D. Ayyyy, snif. No tuve chance de acabar mi discusión con el muchacho del Opus Dei. Chale, ahora que lo pienso, no sé cómo no le dio pena admitir ser Calderonista y del Opus entre un público tan distinto. Esos son huevecillos. Pero hasta era simpático el muchachín. Digo, pa su desgracia, Dios no existe. Ya se enterará. (Y puede ser bien pronto si sigue confesándose católico y facha en medio de una turba de izquierdosos contemporágrios)

En fin. Ya me voy a dormir. Y como diría el padre Mamaciel: besos a los niños. (y a las niñas también)


Salud. (¡Hic!)

agosto 21, 2006

Muñecas o historias

Llegan fines de semana en los que haces cosas inusuales, ves gente inusual, deambulas por la ciudad, masticándote la noche lentito, sin tanto alcohol como de costumbre, sin la ansiedad de colgarte de alguna espalda, y acontecen las dudas de siempre. Digamos, hace unos días, en una fiesta de condechis nuevos ricos, plagada de mujeres de cristal, intocables y absurdas, y sus contrapartes, perritos con olor a agua de colonia cuyo único propósito en la vida es acostarse con alguien para no aburrirse de sí mismos.
----

¿Qué pasa con toda esa gente que vive y se desvive para ser deseada? Se pavonean como guacamayas en un rito de apareamiento, diciendo nada pero haciendo un ruido atroz y espantosamente aburrido. Siempre, frente a la cercanía de estos personajes, me siento aterradoramente lejos del mundo del que, paradójicamente, estoy cerca. Y me pregunto si existe alguno en el que se puede estar sin título nobiliario o pretensiones de grandeza, y al mismo tiempo, gozar de una compañía que pueda significar algo más que sexo epitelial o palabras de aserrín. Aserrín de pulquería, sin duda, depositario de la superficialidad más deprimente de todas.

----
Toda esa gente que busca la comodidad a costa de sí misma me pone los pelos de punta. Yo prefiero las historias, las mujeres llenas de historias, los colegas llenos de ganas de contarlas o de hacerlas o de deshacerlas. Me cansan los cuentos de cuna que no irrumpen en mi cotidianidad y me ponen a vibrar en sintonía con los demás. Para qué contar una historia que ya todos se saben: el coche nuevo, el departamento y su terraza eterna, el yo bailo mejor que tú pero peor que ella, el diyei que señala a la gente desde su cabina, sin conocer a nadie, pero sintiendo que comulga con todos. Todo como un acto de validación colectiva, donde la gente importa porque esta junto a otra gente que cree que importa, y al que no le veo mayor chiste que quedarse a ver una película en la comodidad de la misantropía.

----

Cada vez defino con mayor claridad el poco interés que tengo en una mujer que pase más de 30 minutos arreglándose para salir al cine o al reventón en turno, y que cuando camine por la calle se dedique a pescar miradas como si se tratara de su alimento cotidiano. Todas estas muñecas de cristal, estudiantitas de la ibero, intelectualillas de tocador, calderonistas reprimidas, que -para colmo- resultan ser en la cama como una pésima copia de película softporno de golden choice. Mujeres que no son historias ni quieren serlo. Que dicen buscar, ante todo, el amor pero cuyo concepto de tal cosa no sobrepasa el vocabulario natural del vanidades o el chilango.
----

Y ni hablar. No seré uno de sus comparsas. Pajes de la metrosexualidad, esclavos de las apariencias y que creen que los decibeles o los bíceps equivalen a la inteligencia. Derechistas que se visten de openminds o niños bien que viven para tocarle las piernas a sus virreinas de paja. Somníferos. Carentes de historias, historias, historias.
----

Ayer vi una película comercial pero que puede leerse desde muchos matices. La protagonista, un ser fantástico incrustado en una cotidianidad abrumadoramente gringa y aburrida, es una ninfa cuyo nombre es "Story" y es, a su vez, el centro de la trama. Un engendradora de nuevas tramas, una trama en sí misma. Una mujer idealizada, por la que vale la pena dejar de ser un gusarapo que se esclaviza a su hueva de existir o de cambiar o de dejarse de lamentar por la vida. La historia, que nunca deja de ser ella -desde el nivel fantástico- y los otros, los humanos mundanos que despiertan para asirse a las historias, a ella, y a su lugar en el mundo, juegan con la trama hasta un punto perfecto, donde el pequeño mundo de estos personajes no se realinea ni se recompone, pero sí ellos y sus motivos y sus porqués. Excelente metáfora para mirar un poco más hacia dentro y buscar una historia.
----

Así es que, en un lunes al que le faltan muchas horas para dejarme en paz, renuncio a los maniquíes. No me interesan más los autómatas desfondados. Y no me importará, nunca más, volverme a reir, en la cara de un anfitrión hipócrita, de cómo tanta lana y tan preciosa maqueta resulta muy grande en manos de gente con tan poco sentido común. Repetidores de eslogans, descerebrados con poder, marionetas de la estupidez.

----

Yo quiero una princesa; una historia; una mujer que quiera ser amada y deseada en intervalos breves, pero de intensidad telúrica. Con ganas. Y con ganas de reirse por reirse. Y de bailar por bailar. Y con ganas de desatar otra historia. Sin el spotlight colgándole por encima de la cabeza, sin facturas pendientes con la pretensión y el deber ser.

Es una lástima que todas las que conozco, por ahora, estén tan ocupadas. Pero no llevo prisa. No por los próximos 15 minutos. Luego vemos.


Salud!

agosto 15, 2006

Enternecido (oh, my funny valentine...)

Soy un cataclismo. Soy un cataclismo en espera. Soy una espera larga, soy el sinónimo de una impaciencia malograda. Soy un hartazgo sin límites: una esperanza que se cansa de sí misma. Soy un agobio. Soy un cuento aburrido que cualquiera lee y espera ansiosamente que termine. Soy una adivinanza, una trivia, un crucigrama cuyos resultados no aparecen al final de la sección. Una secuela a la que le cancelan el periódico antes de publicarse. Un pataleo sin olas. Un guiño sin respuesta.


Digo que soy todo eso ahora: Luego de mucho. Luego de años en que cuando leía lo que brotaba de mis adentros, nunca me encontraba: Todo siempre escrito desde lejos, en tercera o cuarta o novena persona. Nunca un yo o un conmigo. Siempre hablando de cosas que acontecían fuera. Y por eso no me averguenzo, de nada, de todo. Mis putas (palabras) y yo ya sabemos estar juntos, juntas, revoloteando y a regañadientes, ahí, sinceras, sin ceros, junto con todo.


Digo todo esto porque me enternece la ternura. Me enternece la imposibilidad estereotipada de sentirla: ¿No es absurdo que los varones, nosotros, los amputados de piel y de caricias, siempre nos sintamos idiotas cuando nos invade lo tierno y lo terso? ¿Qué no es una estupidez ese "hacerse bolita" tras la muralla que mejor nos sienta en cada beso, en cada verso, en cada complicada lluvia o granizada letanía?

Me doy hueva y me aburro cuando soy hombre así: desde lejos, sin otra cosa que mi escudo y mi reflejo. Me aburro cuando no puedo enternecerme, ternurarme de todo lo que pasa como una cosquilla, doblarme frente a eso otro tierno que a ratos se confiesa. Me odio. Me dejo. Me cierro los ojos mientras me veo cerrándomelos con manos de miedo y de control perplejo.

Hoy recibí una nota, un comentario, un presagio:

Moncho said...

Tengo poco de leerte, pero he encontrado profundas coincidencias contigo, sobre todo en este ultimo post, lo que a mi me corroe es que poco a poco me he ido alejando de todo y de todos, evitando dañar y que me dañen. Tu por lo menos sigues adelante, te felicito por esa actitud de afrontar las cosas como son.
Animo, la confianza es un regalo invaluable.

Y leyéndola me acobardé (acordé, reconté) de mí mismo. Reconstruí cuando menos este año y cacho de blog y de fehaciente constancia de mis propios absurdos (frente a mí mismo). Recuperé ese aliento vago que siempre me permite olvidar sin olvidarme, y redibujarme siempre y luego, intento tras intento. Me enternecí, de mi nube, del mensaje, y luego, tranquilamente, de mi abismo.

Evito dañar siempre que puedo, sí, y esquivo las balas cuando el clima es bueno, y sucede que brillan mucho, y resulta que mis sentidos están atentos como una cualquier intemperie. Y me he alejado de todo, de todos, de mí, de mi sable y de mis ojos y de "seguir adelante", y de esa "actitud de afrontar las cosas como son". A cada rato. A cada siempre.


Pero he ahí el poder de la ternura: la ternura y el enternecimiento como compasión sin lástima, como rescate de uno mismo, como un abrazo que machaca, sin pudor y sin mesura. Y he ahí que uno no se basta. Ni tampoco se basta gracias al otro: No sucede todo como una transacción balanceada o desigual. La coincidencia, nada casual o causal o explicable, siempre acaba por entregarnos la estafeta faltante.

Pude haber dejado de escribir semanas, días, horas. Minutos o centésimas valientes y valiosas, esperando explicaciones de la boca del infortunio. Pude apendejarme, dejarme cual rastrojo, hecho nada, vomitarme sin ternura dentro de la boca del silencio y su asqueante despojo.

Pero no. Y agradezco. A "moncho" y a la ternura. A mí y a mis demonios. Aquí estoy, no me marcho. Prevalezco.

Con un puñado de luz o siete costales de noche, no importa: La vida está aquí, suave y enternecedora y dura como puñalada del día y del asombro.

No me pienso dormir. Voy a por ella, y ya, sencillamente, me arrojo.



Salud.

agosto 14, 2006

Güeva total.

Hacía mucho tiempo que evitaba poner un pie en la calle por dos días consecutivos, leía como asno, y me mantenía lejos de los teléfonos o la interacción humana -de cualquier tipo- durante un fin de semana.

Será que no estoy precisamente contento con la historia de la semana pasada, o que sencillamente no quise mover un dedo, no importa.

El asunto es que me enteré de toda clase de superficialidades televisivas, que le vienen bien a mi densidad político-humanosa de los últimos tiempos.

Para todos los que quieran reirse un poco del cinismo del mundo, les dejo un nuevo descubrimiento que me ha caído de perlas, justo ahora que no quiero pensar en las transacciones humanas y en si tienen remedio.


Nomás dos cosas:

a) Hay que saber alguito de inglés para pescar la ironía
b) Hay que estar medio al tanto de la (des)política gringa y sus principales bufones para no quedarse en blanco.

De todos modos, para los que gustan reirse de Bush, funciona un poco.

Y pues hay toneladas más en youtube. Enjoy.

Estaré descansando de mi blog unos días. Andaré husmeando los que se dejen.

Salud!

agosto 11, 2006

Traición y deslealtad

No quisiera lanzarme en una diatriba contra el mundo y endilgarle las traiciones y deslealtades que ocurren cada minuto. El mundo no es culpable de otra cosa que los tsunamis, las erupciones y los terremotos. Y quizás ahí también tenga mucho que ver la mano del hombre, da igual.

El asunto es que cuando no puede culparse a nadie, eso provoca que algunas cosas duelan más. Es tan fácil esa defensa recurrente en la que ponemos fuera todo lo que nos hace daño, para no responsabilizarnos de enfrentar el origen del dolor o de la duda, que de pronto resulta menos aplicable cuando las cosas se han enfriado con el cauce del tiempo, y son años los que nos separan de una verdad que saca el cuello del suéter, y deja asomar una cara pútrida que no habíamos visto.

No hay sensación peor de la de haber tenido un intruso en tu vida. Alguien que jugaba con su rostro con la maestría de un encantador de serpientes, mientras recopilaba información y se alimentaba de tu otrora ingenuidad y buena lid. Alguien que se inmiscuye en tu universo sin que sospeches nada. Alguien con quien ríes y no te asusta desnudar a tus demonios. Esta es la peor de las traiciones: la de un amigo, la de un casi hermano.

Todos traicionamos o hemos sido traicionados alguna vez. No podemos quejarnos amargamente de injusticia o victimizarnos en una tragicomedia sin muros ni apellidos. Pero sí que podemos levantar el dedo y acusar a quienes usan la traición como un modus operandi que les provee comfort y beneficios. Sobre todo si hemos sido atropellados, sin saberlo durante años, y al abrir los ojos, cualquier miércoles por la noche, vemos que el asesino de la dulzura sigue suelto y vomitando mermelada sobre sus nuevas víctimas, mientras nosotros apenas sentimos la hendidura de ese sable, el mismo que guardábamos en la sala de nuestra vida a la que invitamos a tan poca gente, y entonces se hace fresca la profundidad de su tajada.

Hace más de tres años le abrí las puertas de mi vida, mi corazón y mis amistades a un personaje que siempre me resultó oscuro. Aun así, esa oscuridad no me asustaba en lo más mínimo: era parte del encanto de esa amistad, de la diversión venenosa, de la facultad de andar brincando por la noche, hablar de mujeres, despedazar el mundo, reírse de los otros y beberse toda la cerveza de la campiña sin sentir que habría peligro de muerte. Comulgar en la mutua oscuridad es un gran aliciente para la amistad. Es casi tan bueno como conocer amigos en un club de macramé, sólo que diez mil veces mejor y con música de Tom Waits en el fondo, jeje.

Así, cuando un amigo te conoce desde la oscuridad, esperas más de él. Poder ser lo peor sin asustar a nadie. Estar en paz y sacar a pasear los mutuos demonios al parque de la noche o de la vida. Sin correa.

Esto, creí hasta hace un par de días, era la realidad de mi amistad con este personaje, con quien además de compartir muchos espacios de socialización, de literatura y de historias tremebundas, compartí a mis amigos, mi bar, mi cerveza y mi respeto por su privacidad y sus decisiones. Supo de mi vida muchas historias: Todo lo acontecido desde que terminé mi largo matrimonio hasta que me subí al redil del sexo casual, y luego de vuelta y de regreso. Y nunca me imaginé el peligro que eso podía significar y que, gracias al suelo, no terminó por dejarme sin cabeza, sin lengua, sin vida o sin testículos, por culpa de sus ganas de mentir.

No estoy devastado: Estoy molesto. Y verdaderamente molesto (no cagado de risa, como con el extinto Sánchez Villa). No doy crédito a las historias que supe de mí, y no hay peor cosa que enterarse de uno mismo por historias que han oído los demás. Mi vida, de acuerdo a ellas, es la de un Charlie Manson de petatiux con tonalidades Bukowskianas y arribistas, en espera de pobres mujeres a las que victimizar con mi lengua bífida y maligna: Patético. Patético porque quien me conoce sabe cómo claudico cuando se trata del amor, y como quiero cuando se trata de los amigos. Por eso tengo tantos.

Y por eso, hoy, puedo decir que tengo uno menos. Uno que debe haber contado, para estas horas, medio millón de choros sobre mi vida a quien se haya dejado. Hijo de puta. Hijo de puta redomado.

Y para que se acaben las suspicacias, debo de afirmar algo que era evidente, pero que mi gran amigo parece usar constantemente como referencias a mi vida:

- He mentido. He estado con mujeres casadas. Me he enamorado de dos hermanas. Me he enamorado de mujeres mayores. Me ha costado el alma más de una vez. Pequeño detalle: Siempre me he enamorado. Siempre.

- He consumido toda clase de venenos, drogas, alcoholes y vicios. Los he dejado. He vuelto a ellos. Me gusta la vida con mucho volumen pero bien ecualizada. Como a todo el mundo, a su manera.

- He sido fiel y complaciente. He sido también traicionado. He traicionado algunas veces. Me ha dolido. Me ha dolido traicionar para acabar enamorado de dos o tres mujeres al mismo tiempo. Lo han sabido. Me lo han reclamado. Todo sin ayuda de historias truculentas.


La vida no es el cuento maniqueo que mucha gente quiere contarse. Las personas somos complejas, y quizás nuestro único deber es de estar satisfechos con nuestra complejidad, compartirla y no hacer mierda a nadie en el intento. O por lo menos no voluntariamente.

En fin. Hoy tengo una fiesta multitudinaria y quiero estar en paz. Suficiente hay con este país que se desmorona y con el amor que se me escapa de los dedos. (Pero, sólo para que lo leas -y esto se lo digo a mi gran "amigo"- esto no se quedará así. Tarde o temprano tendrás que darme la cara. Déjate la máscarita en casa, ese día. Conmigo ya no te hará falta.

agosto 09, 2006

Respuesta a las confusiones de un panista (antipejista) moderado.

Para quienes no leyeron uno de los últimos comentarios del post anterior, lo reproduzco y le doy respuesta punto por punto. Sólo debo señalar que, así como el autor, muchos votantes panistas y gente que despreció o desprecia a AMLO y a su proyecto de nación carecieron, por culpa del PRD y su campaña trasnochada, de la información suficiente para no cometer el craso error de votar por el partido de la Industria, la Iglesia, el tráfico de Influencias y la Impunidad. Y aunque es trágico, las probabilidades de tener al pelmazo de Calderón en la silla presidencial se incrementan minuto a minuto. Otros seis años de oscurantismo y conservadurismo político vestido de "modernidad" y "estabilidad macroeconómica": 6 años más de Panismo, y esta vez, Panismo sin medida (Fox era más idiota egomaniaco que panista, hay que reconocer).

En fin, reproduzco en rojo los comentarios de Jacobo. Prometo no pitorrearme, ni ser cínico. Trataré de responder con mesura:


1.- Soy real, no soy alter-ego de nadie, y (sin ánimo de tirarme a golpes con nadie) no me escondo en el anonimato, porque, personalmente me parece una actitud cobarde e irresponsable.(Por lo que, si llegas a responder, por favor no entrecomilles mi nombre)
Te felicito, Jacobo: Ser el alter-ego de SV debe ser tedioso y aburrido. Si bien nos dijo que no "padecía múltiples personalidades", debió acotar que padecer la suya propia era castigo suficiente (como también lo fue para nosotros).

2.- Aunque tu discurso de legalidad-legitimidad es bueno (no estoy siendo cínico), me gustaría preguntar a los líderes del PRD (y a quienes creen lo que indicas) ¿por qué no denunciaron la ilegitimidad del IFE si la conocían desde antes?, ¿Qué caso tiene jugar un juego, si desde el principio no confías en el árbitro -y conste que ya no hablo de las reglas del juego-? Es decir, si sé que el árbitro jamás me va a marcar una falta, ¿para qué me expongo a que me den patadas (y además sé que no tengo chance de ganar nunca el partido)?

Te falta información, Jacobo: La ilegitimidad de este IFE fue denunciada desde su instauración. Luis Carlos Ugalde, un viejo y reconocido ahijado político de Elba Esther Gordillo, junto con más de la mitad de sus consejeros fueron severamente impugnados por el PRD desde que fueron propuestos.

Sin embargo, ¿qué otra cosa queda, si eres un partido inscrito en la vida democrática? ¿Retirarse de las elecciones cuando se lleva ventaja porcentual y tienes claras posibilidades de triunfo, a pesar del árbitro (hay goles que no se pueden anular, usando tu metáfora futbolera)?

Imagino que el PRD, de haber hecho bien las cosas, hubiera logrado pasar por encima de la maquinaria de ilegitimidad que se fraguó desde el cambio en el IFE. Pero equivocaron severamente su campaña y, al llegar a las elecciones, la cercanía del candidato de la Industria y la Iglesia le permitió al IFE jugar su última movida, y acabar con la esperanza de los perredistas.



Si lo que realmente aduces es, que las elecciones carecen de legitimidad ¿qué otro mecanismo legal -y manejado por quién- hubiera sido el adecuado para llevar a cabo la trancisión (sic) de poderes? ... ¿quién hubiera sido el verdaderamente legítimo para llevar a cabo las elecciones? (y, en su caso, ¿no crees que el que hubiera sido "ideal" para uno, no lo sería para el otro?). El IFE ganó su legitimidad desde el momento en que Fox pudo sacar al PRI del poder. Aclaro que, aunque voté por FCH, no soy panista, sino ante-pejista.¿Lo que realmente aduzco?


Creo que más que aducirlo, lo afirmo literalmente. Pero te confundes, Jacobo. El mecanismo legal, como expliqué claramente, no es el que otorga la legitimidad. La legitimidad la confieren las personas, los encargados de operar y aplicar la ley. Claro que no habría mejor mecanismo legal que el IFE, pero como bien sabes, una instrumento benéfico en malas manos deja de serlo. (Qué mejor referencia que la fisión atómica convertida en bomba)
Y precisamente, el consejo del IFE se compone de un buen número de miembros, por lo que en ellos descansa el balance político con el que debe integrarse. No puedes poner 5 panistas-priístas y 1 neutral a decidir el rumbo de las elecciones sin que eso despierte las sosp
Las elecciones fueron legales pero no legitímas por razones muy simples:

1) El consejero presidente desdeñó los recursos presentados contra la intervención del presidente Fox y de las Secretaría de Desarrollo Social, además de hacerse de la vista gorda frente a los manejos del padrón que hiciera Hildebrando, exhibidos ante notario.

2) El consejero presidente y los otros consejeros electorales no repararon en declarar ganador cuando no era su atribución legal.

3) La fiscalización de las campañas fue parcial y los recursos presentados por la coalición, desde antes que iniciara el proceso, desdeñados por completo.

4) El consejero presidente y muchos de los consejeros electorales fueron impugnados por el PRD desde que se realizó el cambio en el IFE, hace escasos 3 años. El PRD impugnó a estos "árbitros" desde el principio y aceptó la decisión concertada por el PRI y el PAN bajo protesta.

5) El IFE que ganó esa legitimidad lo hizo mediante José Woldenberg y los consejeros que operaban el instituo en el 2000. Insisto, la legitimidad no la da el marco normativo, sino las personas que bajo él se desempeñan.


En fin, Xamiru. Me agrada esto de conversar contigo y leer tu blog de manera respetuosa, y espero que podamos seguir así (y me refiero al respeto como valor, no como lo utiliza el peje, como preámbulo para un insulto -"con todo respeto, cállese chachalaca"-)
No comprendo a qué te refieres con "el respeto como valor". Yo recuerdo muchas comidas hace menos de un año, comidas que tuve con mi familia o amigos (que siguen siéndolo aunque me duela), pero todos ellos sumando decenas de votantes que optaron por FECAL en esta elección; en esas comidas, pitorrearse de Fox y de su mujer, y de su patético gobierno, y de sus ridículos internacionales, etcétera, etcétera, etcétera, seguía siendo la orden del día.

Así que cuando el peje dijo "Cállese chachalaca" (que por cierto, no es precisamente un insulto, sino una analogía con esos pajarracos ruidosos y molestos, como Fox) yo sencillamente me sonreí. Ese acartonamiento que mucha gente busca de los políticas, y que más bien suena a estreñimiento mocho y anticuado, es lo que sigue teniendo a la política mexicana en los niveles de demagogia ininteligible que la gente "de a pie" encuentra tan lejana a su mundo.

Todos creen que un buen político es el que se expresa con terminajos bizantinos o anglicismos de junior harvardiano. Ellos -cree mucha gente- son los inofensivos. Sólo recordemos a Salinas.

Además, si hablamos de una falta de respeto, ahí tienes la campaña del PAN/Yunque/Calderón/Sariñana (el realizador) que se dedicó a calumniar y etiquetar a la mitad de los electores efectivos, tildándolos de ser "un peligro para México", mentirosos, ignorantes, corruptos, etcétera, sin tener base alguna y con total alevosía mediática. O la de Fox, queriéndose deslindar de sus ochocientos mil comentarios en favor de su delfín. Eso es una falta de respeto a todo el país, mucho más que llamarle chachalaca a un ranchero corrupto y holgazán que hizo ver al PRI como un kindergarden de niños buenos.

Y aunque no me corresponda (sin ánimo de querer ser superhéroe y sin caer en juegos) salgo a la defensa de SV, que simple y sencillamente no comparte las opiniones que se expresan en tu blog.

Me pareció muy respetable que SV no compartiera mis ideas, clap clap (perdón por las onomatopeyas, pero ando de buenas). Creo en el disentimiento, pero no en el oprobio. El punto es que si no las compartía, no tenía porque llamarme a mí ni a los que apoyamos el proyecto alternativo de nación "jodidos, ignorantes, huevones" y demás etiquetas que dejó caer en su primer comentario (mayo del 2006). Sencillo: si insultas sin argumentos, te atienes a ser despedazado con ellos. Y ya vimos que todo en él resultó una farsa.




(Gracias, nuevamente, a quien envió el correo que lo desenmascaró y nos libró, a todos los internautas, de un facista de petatiux)


En fin. Espero haber aclarado los puntos que tocas en tu comentario.


¡Salud!

agosto 07, 2006

agosto 05, 2006

Legalidad y legitimidad

A todos los titerillos que se han presentado como abogados recientemente (muchos de los cuales resultan ser viles pasantes, como Sánchez Villa, o más de sus amigos imaginarios) :

Ustedes, más que nadie, debieran saber la crucial diferencia entre legalidad y legitimidad. Las instituciones se erigen desde el marco de la legalidad, y se rigen por normatividades que se desprenden de las leyes fundamentales de nuestro país, desde la Constitución hasta la ley orgánica más incipiente. Ahí es donde se fundamenta la legalidad, misma que no ha sido cuestionada ni una sola vez por la coalición. Las instituciones son legales, a ojos de todos, pues no se manejan discrecionalmente sino a través de un marco normativo delimitado, fuerte y convincente. La legalidad la otorga el apego a la ley, y en ese sentido, la forjación y los procedimientos, estrictamente hablando del nivel formal de la ley, son incuestionables. Lo cuestionable son los individuos, los hombres que dirigen y forman parte. De ellos depende la certeza y genuinidad de las instituciones, y de lo cierto y lo genuinos que sean los hombres a cargo se desprende el otro concepto: La legitimidad.

Esta legitimidad, por otro lado, es una cualidad ABSTRACTA y cuyos atributos y alcances se miden, quizás subjetivamente, quizás sobre una base histórica. El punto es que la legitimidad proviene de las actuaciones transparentes y de cara a la nación. La legitimidad se construye sobre una línea histórica, no se obtiene por el simple hecho de formar parte de una institución forjada sobre un marco legal. Los hombres, que son quienes conducen las instituciones, son quienes les otorgan -con sus actos- legitimidad y prestigio, como hiciera en algún momento Woldenberg, quien siempre actuó con respeto e imparcialidad cuando estuvo al frente del IFE. Esta legitimidad es la que cuestiona la coalición y la que Luis Carlos Ugalde y pandilla han demostrado no poseer DESDE EL DÍA PRIMERO, en el cual se les otorgó el IFE por concertacesión PRI-PAN, y con la mano santa de Elba Esther Gordillo, madrina de Ugalde y entonces Secretaria General del PRI.

Las sospechas iniciales se confirmaron decisión tras decisión de este IFE deslegitimado. Permitieron la campaña más sucia y mentirosa de la historia de México, permitieron la flagrante intromisión del tonto del pueblo, Vicente Fox, y la descarada promoción y uso de los planes de desarrollo social en apoyo al candidato de la contiuidad (de las mentiras derecha-progresistas). Lo permitieron todo, incluyendo los manejos sucios del conteo en estados como Guanajuato, Jalisco, Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Querétaro y San Luis Potosí, fundamentales para los intereses panistas y la comisión del posible fraude. Así, el IFE es una institucion legal, y las elecciones del 2 de Julio también lo fueron. Fueron legales, sí, pero no legítimas.

Hoy se nos ha dicho que no habrá recuento total, y con ello hemos entrado, oficialmente, en retroceso. La mitad de los electores efectivos (del 70% de ellos, quienes no votaron por el decadente PRI o la chiquillada vampirizadora del presupuesto) no quedarán satisfechos y no legitimarán el modo en que nuestro próximo y espurio presidente habrá llegado al poder. Eso, y las bases clientelares del PRD, nos auguran un sexenio de pesadilla, donde la polarización y la falta de cordura política del IFE y finalmente del TEPJF -quien debió haber ordenado un recuento en pro de la estabilidad política del país- serán el sello distintivo de los pròximos 3 años de gobierno disfuncional y dividido.

Yo, de cualquier modo, estoy resignado desde hace ya tiempo, tal y como lo he expresado en mis posts "polìticos" desde principios de Julio. Estoy resignado como desde hace 20 años lo estoy, y no por eso practicaré la apatía.

Ese tercio del congreso y ésta sociedad civil que ha despertado a la realidad socioeconómica del país nos imponen a todos una tarea fundamental: Estar ahí, poner el dedo en la llaga en todo momento, alzar la voz cuando sea debido.

Y que Felipe, como Fox, lo sepa de una vez: No se permitirá la venta indiscriminada de los bienes de la nación, aun cuando los líderes sindicales e involucrados del PEMEXGATE se hayan salvado de la justicia bajo esa condición. Y ese sólo es el ejemplo fundamental. Felipe no gobernará a manos libres (ni limpias). Pues de la mentira de la "competitividad" y la "estabilidad macroeconómica" ya tuvimos suficiente: 20 años de neoliberalismo y promesas fatuas arrojan un país con 55 millones de pobres, 30 de ellos miserables, y que en lugar de crecer (en términos reales) desciende a ritmo vertiginoso en las escalas de las propias instituciones neoliberales del mundo (Gracias a Fox pasamos de ser el lugar 8 hasta el 14 en el "ranking" (absurdo) de las economías mundiales, sólo para ejemplificar la eficiencia del partido de los empresarios, los oligarcas y los obispos pederastas). Pero eso sí: Que la clase MIEDA esté tranquila. Seguirán con sus migajitas, felices de poder dejar de ver como el país que los rodea se desmorona, sexenio tras sexenio, sin que eso impacte en su capacidad de tener en ceros las tarjetas de crédito. A fin de cuentas, para todos ellos esa multitud de árboles que mueren enmedio de un bosque donde nadie los mira ni los escucha, no existen.


Para el comentador "Jacobo": Espero que tú sí hayas terminado tu carrera y le ayudes al titerillo Sánchez Villa a pasar sus materias adeudadas. Nomás cuidado cuando lo invites a tu casa, porque puede querer llevarse algo para decorar su departamentito de la calle Dinamarca, donde las putas hacen su nido. Igual te quiere volar una cocina o un clóset completo, porque su "promisoria" carrera no le ha dado, al parecer, muchos frutos.


Reproduzco lo que me fue enviado por mail por un personaje que admira a SV y que me causó buenas risotadas en estos días políticamente deprimentes:

1. No es del DF, es de Guadalajara
2. Se tardó 8 años en terminar la carrera el muy pendejo y todavía debe una
materia (así que ni le hagas el favor de llamarlo abogadito, mejor dile
"pasantito pendejo")
3. En 3° año se besó en la boca publicamente con un compañero (Ostos), todo
mundo lo llamaba "homosexual"
4. A raíz de que todo mundo lo jodía por homosexual, se consiguió a una
"novia" (Karla Olivares) quien un día, lo madreó gruesísimo en una fiesta de
la escuela. Fue el hazmerreir de todo mundo (y lo sigue siendo).
5. Vive en Dinamarca en un departamentucho sin cocina ni clósets. De sus
anteriores departamentos se ha tenido que ir por falta de pago (aclaro que
no por falta de dinero, sino porque el dinero que le manda su papa se lo
gasta en la peda y no paga la renta).
6. Tiene jeta de Michael Moore.
7. Anda a pie, peseros, metro. Ni en sueños tendría un carro propio
Sin que me importe gran cosa que el señor SV no sea nada de lo que dice (ni millonetas, ni dueño de una CASA, ni sexualmente definido, ni bello, ni abogado, ni respetable, ni madreador), creo que con esto queda cerrado el caso. Consíguete mejores amigos, Rodris. ¡Y ya con esta me despido de ti y de tu mitomanía, Rocky (Karla dixit)!


Keep up the good work!

Agradezco al remitente del correo transcrito la carretada de risotadas que me produjo esta información.

Salud!


P.D. que le quiere dar gusto a "jacobo" (otro de los amigazos -ricos e imaginarios- de SV): Te regalé este post sin onomatopeyas. Espero que hayas logrado entenderlo todo y no te azotes por la falta de énfasis que un buen "snif" de cuando en cuando le puede dar a este tipo de textos blogueros que no pretenden ser narrativa impoluta. ¡Saludines!

agosto 04, 2006

Sólo por aclarar... (y continuando en los comments del anterior...)

Van como sepetecientos comments en los que se me reclama:


"Si eres tan inteligente como dices..."


Yo sencillamente no sé dónde leyeron que yo me jacté o dije tal cosa. En una ocasión hablo de la inteligencia de los elotes con mayonesa y chile piquín, y en otra de la capacidad cognitiva de las taparroscas de chesco con ceniza y babita, como límites inferiores pa' la comprensión de los posts anteriores.

Cuando hablo de los cómicos derechistas de temporada, jamás hablo de inteligencia, claro está.

Pero en ningún-ningún-ningún momento me jacto de ser inteligente.

Así que si lo leen entre líneas, pues lamento su interpretación, pero a mí no me achaquen sus traumitas. Yo nomás me congratulo de que se me escapan pocas muy pocas faltas de ortografía y de que esto de revolcar fachas me divierte sobremanera.




P.D. : Me acaba de llegar un correo fantástico con datos de Sánchez Villa que me tienen revoloteando de la risa. Luego los posteo, pero creo que tiene muchos más detractores que yo. ¡Jocosísimo!

agosto 03, 2006

Para aderezar el revolcón del abogadito refranero y fascista de petatiux...

Las fotitos prometidas, poquitas.


Consignas obligatorias:

"Los crudos, sudando, venimos apoyando..."

"Pomo por pomo, cantina por cantina..."


La verdad es que gocé bastante la marcha y la posmarcha (aprovechando que me conocen en los bajos fondos cantinosos del centro histórico, la botana estuvo rebien servida).

Y ya. Espero que toda esta diversidad, ternura y gente real luchando por causas reales sea escuchada por el TEPJF. Aunque lo dudo, snif.

Pero si no, ahí está el pendejín de Sánchez Villa y sus terroríficas amenazas para hacerme la vida más feliz. Ay, es tan simpático y escribe tan pero tan parecido a chespirito que dudo que deje ese lugar tan feliz que se ha ganado a pulso: ¡El pendejo del pueblo!

Juar!


Esas muñecas son siempre las mejores: Invitan a desplegar los mejores artilugios para la seducción. O sencillamente a ser encantador, snif.


Esa es la actitud. Ahora que traigo ánimos beligerantes, nada mejor que una abierta invitación al machetazo. Yo nomás cambio la carita de Calderón por la de Karate Kid Leguleyo Sánchez Villa y listo.



Los amigos de Sánchez Villa que sí dan "la carita": Los 15 millones de bolcheviques del infierno contra los "sísepuede"


¡Mundo! ¡Heme aquí! ¡No busques más! Ayer los cielos cayeron, y aun así dije la verdad sin temor (aunque a Sánchez Villa no le cayera en gracia)



Aparte de ser harto jocosa, la portadora de esta pancarta (¡demonios, demonios, demonios!) era una activista capaz de motivar unas diez o quince revoluciones por semana. Lástima que mi encuadre resultara tan malo, snif.


Aunque no se vea muy bien, en esta foto se aprecia la utilidad del candidato FECAL para aumentar nuestro vocabulario, particularmente en la sección de improperios políticamente correctos. Creo que es lo más que hará por la educación en caso de que acabe de presidente.




Y con ustedes, la foto que más ternura izquierdosa me ha provocado en mucho tiempo. Aquí se hacen patentes tantas cosas, que no quisiera describirlas en un sólo intento. A grandes rasgos, señoras y niños de escasos recursos sosteniendo una sábana, pintada por ellos mismos con ayuda de "Mi Pequeño Larousse Inglés-Español Español-Inglés", pero, en esencia, demostrando con claridad su sentido de pertenencia y sus ganas de hacerse escuchar.

Claro, yuppies como Sánchez Villa se pitorrearán de semejante pancarta, aduciendo la "ignorancia" de quienes la portan: Pendejos quienes desde la derecha se burlen, pues gracias a buena parte de su INMENSO apoyo a la educación pública, primaria y secundaria, la gente que quiere hacerse escuchar en el idioma del imperio tiene que seguir recurriendo a su intuición.

Sin embargo, yo me admiro y me enternezco y -desde luego- comparto esta percepción.

Y el que México ebulla y la desigualdad exija un final, tarde o temprano, nadie podrá evitarlo. Ni todos los abogadillos yuppies y panistas juntitos.

Salud.


Who else's?


agosto 02, 2006

Ay, ay, Sánchez Villa y las huestes del chilango-yuppie-wannabe me atacan, snif! ( ¡Actualizado, no se lo pierda!)

Era de esperarse. Nuestro nene favorito, Rodriguito Sánchez Villa, el valiente que hoy le iba a mentar la madre al peje en persona (parece que al final le dio miedito), en el zócalo, tooodo porque no pudo tomarse un café en el starbucks de la Torre Mayor ayer en la mañana, (ay, snif) está muy ardidín de la revolcada de hace unos meses, y viene a dejar comentarios por todos lados para denunciar lo "clavado" que estoy con su persona y sus opiniones políticas (como si a esas estupideces se les puede considerar opiniones siquiera, ¡juar!).

En fin: Creo que al mentado Rodriguito habría que darle santo y seña de cuando verdaderamente me he clavado con alguna diatriba o con algún personaje. Creo que un post (de hace dos meses) y luego medio post más (el día que me encontré su mamada de blog por coincidencia) no es estar muy clavado. O por lo menos no como dejar cinco comments (al momento de actualizar van NUEVE) como los que lleva nomás hoy.
¡Qué diversión! Ya me hacía falta un derechista de petatiux al cual endosarle mi ardidez izquierdosa sin sentir mayor culpa, y que haga pataletas y se sienta importante. ¡Que viva el blog y la blogósfera, oh gran cúmulo de desahogos y diversión!

Ah, y por cierto. Ahora también deja comentarios anónimos corrigiendo la ortografía de chavas de 19 años. ¡Vaya pedorro con redacción de kindergarden (privado---sic que se refiere a la burla que hace el señor SV a las víctimas de la educación pública) y con aires de grandeza!

Trancribo algunas de sus estupideces y las respuestas, pal que quiera reirse un poquito:


Sanchez Villa escribió:
¿Qué te puedo decir? Nunca creí ser el dolor de cabeza de un desconocido que lleva lo miserable por dentro hasta grados que antes no conocíamos. (¿?)

En fin, no sé por qué nos odias a los tipos con más suerte, carisma, dinero y talento para cualquier cosa que tú (inclusive el talento para molestar a desconocidos). Debe ser justamente porque tenemos todas esas cosas y tú no. (Este tipo de veras desvaría. ¿Por qué los pendejos siempre recurren al argumentito de "yo la tengo más grande que tú y mi coche brilla más y no sé por qué me odias por ser bonito? Who cares!!)

Por otro lado, el error en algunas palabras, como en tergiversado (que escribí como "tregiversado" así como "pelito cibernético") en mí son más notorios, porque en efecto, es poco común detectármelos. Agradezco que los resaltes y que me ayudes a no cometerlos nuevamente en el futuro. (Es un placer ayudarte con tu ortografía, Rodriguito, para que no "vuelvas a cometer nuevamente otra vez los errores en el futuro mañana o sea luego" (sic). Si quieres dejar de cometer nuevamente errores en el pasado, siéntate aquí, ponte tranquilo y jala esa palanquita del centro que activa la máquina del tiempo (gramatical correcto).

Otra cosa, me preguntas en tu post de carta abierta a mí (La carta abierta era para la facción más pendeja de los clasemedieros, pero qué bueno que te incluyes solito) que cuándo fue la última vez que hice algo con "las clases altas". (¿? No encontré semejante comentario mío en ningún lado, hasta que descubrí que era de un visitante que comentó, FELAPS) Te respondo (más vale tarde que nunca): justamente el fin de semana, y la pasé muy bien. Asimismo, abundando en una respuesta al mismo comentario, te aclaro sin ningún afán racista, sino como mera información, que no tengo herencia indígena (para gracia o desgracia mía, no lo sé) toda vez que todos mis bisabuelos son extranjeros españoles (lo que a mí me da igual, porque yo soy absolutamente mexicano y nunca he visitado España). (No entiendo a qué viene todo esto, y si a alguien, incluyendo a Sánchez Villa, le importa o por qué lo dice. --- ACTUALIZACIÓN: Ahora comprendo que el árbol genealógico que nos dejó saber Sánchez Villa viene gracias al comentario de FELAPS...aún así es ridículamente innecesaria la información del color de su derriere)

Y bueno, más que nada, te agradezco todo tu tiempo que me dedicas, todos tus comentarios y todo tu esfuerzo por tenerme siempre presente, ni mi novia hace tanto por mí (aprovecho para decirte de una buena vez que no tienes ninguna oportunidad de llegar a nada más conmigo, toda vez que no soy homosexual ni bisexual, aunque respeto bastante las preferncias sexuales de cada quién). (El desvarío es todavía mejor: ¡¡Ahora resulta que me lo quiero tronchar, quiero hacerle cuchi-cuchi, carnitas, soplarle en su cuellito, acariciarle la espaldita...Este tipo es sublime, de verdad)

Finalmente debo agregar que ya no tomaré más tiempo en comentarte; sé que la mitad de tu tiempo ocupado (que es tiempo gastado en mí) ahora quedará libre, por lo tanto te sugiero que termines alguna carrera 8de preferencia útil) y consíguete un trabajo: vas a ver que con un poco de dinero bien ganado podrás comer mejores productos que lasañas pasadas (y pesadas) que te ponen de mal humor. (Después de "agregar" que ya no iba a "agregar nada", mi querido recién-egresado-de-la-universidad y y de una carrera (útil útil como la mano de obra barata - ver los comments -) y una vida harto promisoria en el lamebotismo corporativo, escribió otros OCHO comments en distintos posts, lugares y cuevitas. Hay que estar medio loco. )

Juar (que me imagino que en el lengaje que usas debe querer decir algo así como "adiós", y si no es así, entiéndelo en un sentido recíproco al de tu misma onomatopeya). (Breviario Cultural: Juar es esencialmente eso: juar. Pero juar es antónimo (a veces) de Snif. Otras se complementan. Pero, para tu desgracia, "Juar" resulta ser un concepto onomatopéyico tan elevado que dudo que tu formación universitaria de primer mundo te permita atisbar siquiera las minucias semánticas que el uso de dicha palabra trae consigo. Así que lo dejaré hasta ahí. (¡JUAR o "en sentido recíproco": RAUJ!)

Un abrazo.

(Gracias chiquitito. Ahora sí me pregunto quién se quiere tronchar a quién: Gulp! -otro concepto profundísimo para tu vocabulario paralelo-)


En fin. Como podrá ver cualquiera con un IQ superior al de un elote con mayonesa y chile piquín, este muchacho tiene una confusión tremenda: No sabe si lo odio, me lo quiero coger, estoy clavado con él, o si sólo soy un miserable a grados que nunca habíamos conocido (él y las siete personalidades propias que se auto-dejan comments en el blog, y ¡hasta platican!).

Sepa el demonio, de una vez, cuál sea su definición de miserable. Y lo mejor es que siempre-siempre-siempre los pendejos utilizan este cuentito del "consíguete un trabajo, jodido, y sé rico como yo". En fin. Como mera información: Ya tengo un excelente trabajo, gracias. Me divierte mucho, gracias. Me deja tiempo para reírme y contestar bloguereces como éstas. Y todo con mi cara de pusilánime izquierdista, ¡oh no, qué pasará con los egresados de tu escuelita si esto sigue así! ¡Alguien abolirá los trajes y las corbatas y tendremos que salir encuerados a trabajar! ¿¡Cómo podremos ser pretenciosos ahora!? TENGO MIEDO, snif.

Les transcribo, ya pa terminar, la respuesta que fui a dejar a su cuevita (donde la mitad de los comments se los deja el mismo con otros nombres, lo cual es harto jocoso). Visítenla con un par de Ibuprofenos a la mano (o cuando menos una bolsita de mareo).

Y una recomendación para ti, Rodriguito Sánchez Villa: Échale un ojo al blog de Armando Sámano. Cuando se trata de argumentos interesantes (aunque no esté de acuerdo con muchos), cordialidad, buen gusto, cordura y madurez para exponer un punto de vista en favor de la derecha, ahí está él. Tú nomás eres un mal remedo de porro del yunque con problemas sexuales.


Y ya. Besitos, galán. (Un taquito a nadie se le niega)


Xamiru wrote:

Rodriguito Sanchez Villa:

Creo que tu lectura de comprensión está en niveles deplorables. En ningún momento te pregunté cuándo fue la última vez que hiciste "algo con las clases altas". De entrada, las "clases altas" es un concepto, así que no te preguntaría si andas haciendo cositas con los conceptos, y menos los que notoriamente no manejas.

En segundo lugar, tú fuiste a comentar, sin dar la carita, a mi blog en primer lugar. Contestarte un post y medio créeme que no es darte importancia. Pregúntale a la gente de Replicante, a ellos sí les dediqué un par de meses de chinga. Francamente tu nivel tanto conceptual como de redacción no dan pa más de un par de finas mentadas de madre, y listo.

En tercer lugar, aunque me "agradezcas todo mi tiempo que te dedico" (el mío de mi, mio mi tiempo que te dedico, jajaja, patético), quiero decirte que no hay nada que agradecer: Siempre hay un placer inherente al denunciar un pendejo con aires de grandeza, cuya redacción, gramática y estupidez palpable lo evidencian sin que haya que hacer mayor cosa. Ese es tu caso y esa mi diversión. Gracias a ti por proveérmela siendo tú y nada más que tú.

Por último, me importa un pito si eres hijo de totonacas o provienes de la línea consanguínea del mismísimo Duque de Burgos. Fallo en entender qué chingados tenga que ver eso con nada de lo que se discutía o, finalmente, saber a quién chingados le importa si tienes el culo blanco, tostadito o prieto prieto. El cerebro, tengas como tengas el culo, ya lo traes lleno de mierda.

No te tengo presente más que en los cuatro comments que has metido en dos días, ni me interesa otorgarte la gracia de mis favores sexuales. Creo que desvarías mal pedo y que, por como suenas, debes ser o muy joven o muy pendejo (¿A quién se le ocurre que uno denuncia tu estupidez porque te trae ganas, chavito?)

No necesito decirte otra cosa. No eres "mi pesadilla". A lo sumo te considero como un granito en la nalga derecha que vale la pena exprimir, por el puro gusto. Y gracias porque justo ahora siguen y siguen llegando tus comments (cinco ahora, mister clavado)

Gracias a ti por hacerte el aludido cuando cualquiera grita ¡pendejo!.

Que te sigas divirtiendo en tu mundo de fantasía.